• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La represión policial es una realidad en las ciudades de Turquía, que desde el pasado 27 de mayo han sido escenario de protestas antigubernamentales. (Foto: RT)

La represión policial es una realidad en las ciudades de Turquía, que desde el pasado 27 de mayo han sido escenario de protestas antigubernamentales. (Foto: RT)

Publicado 3 marzo 2014

El Gobierno ruso consideró este lunes como inadmisibles las amenazas que el secretario de Estado de Estados Unidos (EE.UU.), John Kerry, quien denunció sobre la supuesta invasión de Ucrania por parte de Rusia y advirtió que este país puede ser excluido del G8.

En el texto, la cartera de Exteriores indica que "EE.UU. y sus aliados han hecho la vista gorda ante las atrocidades de los combatientes de Maidán, los ataques contra los opositores políticos y civiles, la rusofobia y el antisemitismo y la profanación de la memoria de los héroes de la Gran Guerra Patria [Segunda Guerra Mundial]"

El documento señala también que entre los aliados de Occidente se encuentran auténticos neonazis, que destruyen iglesias ortodoxas y sinagogas.

Acota asimismo que ''la posición de Rusia ha sido y sigue siendo coherente y abierta. Si para algunos políticos occidentales, Ucrania es únicamente un territorio para el juego geopolítico, para nosotros es un país hermano con el que compartimos una larga historia común".

Más temprano, el ministro de Exteriores de la Federación Rusa, Serguei Lavrov, señaló a las potencias occidentales como las principales responsables de la crisis social que hoy día padece Ucrania, afirmando que “quienes ahora hablan de una 'agresión' (de Rusia) son aquellos que polarizaron la sociedad ucraniana".

Conoce las claves para entender el conflicto entre Rusia y Ucrania por Crimea


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.