• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El examen de las muestras se llevó a cabo bajo microscopio estereoscópico, microscopio óptico y electrónico de barrido. La edad de la planta de entre 125 y 130 millones de años se determinó comparándola con otros fósiles de la misma.

El examen de las muestras se llevó a cabo bajo microscopio estereoscópico, microscopio óptico y electrónico de barrido. La edad de la planta de entre 125 y 130 millones de años se determinó comparándola con otros fósiles de la misma. | Foto: INDIANA UNIVERSITY

Publicado 18 agosto 2015

Los fósiles de la planta acuática, “Montsechia vidalii” fueron descubiertos hace más de un siglo en los depósitos de piedra caliza de la Cordillera Ibérica en el centro de España y cerca de la frontera con Francia.

Investigadores británicos residenciados en Estados Unidos afirman que una antigua planta que creció bajo el agua en lo que hoy es Europa, podría haber sido la primera planta con flores existente en el planeta. 

El hallazgo, publicado este lunes en Proceedings of the National Academy of  Sciences (Actas de la Academia Nacional de Ciencias), significa un gran cambio de suma importancia en la supuesta forma de una de las primeras flores nacidas en la Tierra, mejor conocidas como angiospermas.

Los especialistas analizaron más de mil fósiles de la especie Montsechia vidalii, una planta parecida a la maleza, que creció hace más de 125 millones de años en lagunas de agua dulce en España.

El Dato: La planta, que tiene similitud con la maleza, crecía en los estanques y daba frutos que contenían una única semilla, lo cual es una característica definitiva de una planta con flores.

En un comunicado, el paleobotánico de la Universidad de Indiana David Dilcher afirmó que "este descubrimiento impone preguntas importantes sobre la historia temprana de la evolución de las plantas, así como el papel de estas en la evolución de otras plantas y la vida animal".

Los fósiles de la planta acuática, “Montsechia vidalii” fueron descubiertos hace más de un siglo en los depósitos de piedra caliza de la Cordillera Ibérica en el centro de España y de sierra del Montsec, en los pirineos, entre Lérida y Huesca, cerca de la frontera con Francia.

Según Dilcher, los fósiles fueron malinterpretados porque la Montsechia “no tienen las partes obvias de una flor como los pétalos o las estructuras que producen néctar para atraer a los insectos”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.