• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El objetivo se centra en la lucha contra la crisis. (Foto: Archivo)

El objetivo se centra en la lucha contra la crisis. (Foto: Archivo)

Publicado 15 mayo 2014

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro ha mantenido su disposición para el diálogo en el marco de la Conferencia Nacional por la Paz, acompañada por los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), sin embargo, la oposición ha estado dividida y anunció esta semana que congelará su participación en la mesa, al diferir su encuentro con el bloque regional para este domingo.

La coalición opositora Mesa de la Unidad (MUD), en voz del dirigente Ramón Guillermo Aveledo, anunció que condicionaría el diálogo con el Gobierno nacional. La dirigencia opositora no hizo referencia alguna a los últimos focos de violencia en la capital venezolana, que dejaron a un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) al este de la ciudad.

Con esta decisión la MUD demuestra nuevamente la división en sus filas, signada por distintos matices y decisiones que han buscado empañar la Conferencia Nacional por la Paz, una iniciativa que desde febrero fue puesta a disposición de todos los sectores sociales del país por parte del jefe de Estado.

Maduro dijo este martes, durante su programa radial que hay grupos de la ultraderecha radicada en Miami (sureste de EE.UU.) que insisten en enviar dólares para sembrar la violencia en las calles de la capital venezolana.

El mandatario añadió que los venezolanos que quieren la paz "no deben ceder a las presiones, porque el hecho de haber sentado a la oposición en una mesa ya es un logro para el país".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.