• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
De la Calle sostuvo que los acuerdos con las FARC son en beneficio del país y del futuro. (Foto: teleSUR)

De la Calle sostuvo que los acuerdos con las FARC son en beneficio del país y del futuro. (Foto: teleSUR) | Foto: teleSUR

Publicado 22 octubre 2014





En declaraciones a la prensa, el jefe negociador del Gobierno de Colombia en los Diálogos de Paz dijo que una vez que terminen los Diálogos de Paz "las FARC tendrán que responder con su responsabilidad por los acuerdos" y señaló que el objetivo es lograr el fin del conflicto armado. "No habrá paz armada en Colombia", afirmó.

El jefe de la delegación del gobierno de Colombia en los Diálogos de Paz, Humberto De la Calle, ratificó este miércoles su apoyo a los acuerdos alcanzados con las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) para alcanzar la paz en el país. 

En declaraciones a la prensa, el vocero gubernamental rechazó un comunicado del uribista Centro Democrático (CD) de ese país, que rechazó los acuerdos alcanzados en los Diálogos de Paz en La Habana (Cuba) y afirmó que los mismos "no son la entrega del país a terroristas ni invasión a la propiedad privada", como quiso hacer ver el CD.

De la Calle, acompañado por el alto comisionado para la paz, Sergio Jaramillo, indicó que "la construcción de paz bajo una veeduría armada de las FARC es inadmisible" y por eso, se tiene que llegar a acuerdos "para salir del conflicto armado que por más de 50 años ha afectado al país".

En este sentido, explicó cuatro puntos de los acuerdos acordados:

1. Reforma agraria rural:

Respondiendo al comunicado del CD que criticó el acuerdo sobre tierras y las zonas de reserva campesina, De la Calle afirmó que Colombia tiene que aceptar que  "el problema de distribución de la tierra es gravísimo para el país " y tiene que solucionarse. 

Dijo también que tal acuerdo "no significa ningún apoyo a terroristas y agregó que "no se justifica tenerle miedo a la reforma agraria rural", pues "beneficia a los campesinos y conlleva la esperanza de solucionar el conflicto armado que por más de 50 años ha afectado al país". 

Al mismo tiempo, destacó que "con la reforma agraria rural" no se atenta contra la propiedad privada y sostuvo que "de ninguna manera se dice que las FARC crearán zonas de reserva campesina; es absolutamente falso".

2.  Dejación de armas

De la Calle afirmó en el segundo punto sobre la dejación de armas, que es una total falsedad decir que “habrá paz armada en Colombia”, pues se exige el cumplimiento integral de los acuerdos, en todas las obligaciones contraídas con las FARC.

También dijo que, “Si las FARC dejan sus armas y deciden participar en la política a través de un partido se les dejará” sin embargo ellos deben asegurar las garantías a la sociedad colombiana.

"Se trata de cambiar armas por política (...) Las FARC por primera vez en la historia han aceptado discutir dejación de armas", añadió.

3. Acuerdos sobre drogas:

Por otro lado, con respecto a los acuerdos sobre drogas, De la Calle señaló que el Centro Democrático acusó que el Gobierno colombiano no obligó a las FARC a reconocer que son narcos. A esto, el vocero respondió afirmando que no es cierto, “en primer lugar el acuerdo entre ambos se reconoció que el cultivo la producción y la comercialización de drogas ilícitas también han atravesado y alimentado la alimentación del conflicto”.

“Es claro el reconocimiento y el propósito de esclarecer el paramilitarismo y aquellas figuras políticas que han tenido figura con el narcotráfico”, manifestó el jefe de la delegación.

Afirmó además que las FARC asumieron el compromiso de contribuir con la mayor determinación a la solución definitiva del problema de las drogas.

“Hemos hecho exigencias (...) este acuerdo entre gobierno y las FARC reconoce que los cultivos de drogas ilícitas han atravesado y financiado el conflicto (...) Es claro el propósito de descubrir y esclarecer los nexos del narcotráfico y el conflicto", expresó.

4. Participación política

Mencionando el cuarto punto, De la Calle, expresó este miércoles la necesidad de abrir espacios para nuevos movimientos políticos y lograr así mayor apertura democrática. "La condición siempre será la dejación de las armas y la proscripción de la violencia como método de acción política. Ese es el faro, solo queremos hacer una nueva apertura democrática".

De la Calle también manifestó la importancia de dar las garantías posibles para el ejercicio de la democracia.

Del mismo modo, expresó la necesidad de promover la participación política y soberana y sobre todo abrir nuevos espacios para consolidar la paz.

En este contexto, Jaramillo señaló que "el primer paso para la paz es cambiar las mentalidades de los unos a los otros" y sostuvo que el acuerdo no guarda nada en secreto, sino "que todo es dado a conocer y que no hay nada oculto".

El Centro Democrático ha dicho que mientras se implementan los acuerdos, la guerrilla seguirá amenazando la población.

Sobre esto, el Gobierno dice que "las FARC aceptaron discutir el proceso de dejación de armas al momento de establecer las bases de los diálogos de paz. Este punto no se ha discutido, cualquier interpretación es imaginación y especulación, garantizamos que no habrá paz armada en Colombia".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.