• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Presidente de Uruguay, José Mujica, consideró necesaria la participación en organismo de integración de la región (Foto: Archivo)

Presidente de Uruguay, José Mujica, consideró necesaria la participación en organismo de integración de la región (Foto: Archivo)

Publicado 13 febrero 2014

El enviado especial de las Naciones Unidas (ONU) y la Liga Árabe (LA), Lajdar Brahimi, manifestó este jueves que no se ha podido cultivar la confianza en Ginebra II para lograr la paz en Siria, pero aseguró que los mediadores no abandonarán las negociaciones hasta encontrar una salida pacífica al conflicto sirio.

"La situación es muy difícil, no hemos logrado cultivar la confianza en los diálogos, pero no vamos a abandonar esta situación hasta salir adelante", declaró Brahimi ante la prensa internacional.

Brahimi informó que en la mañana de este jueves sostuvo una reunión con representantes de los Gobiernos de Estados Unidos y Rusia, países que promovieron el diálogo entre el Ejecutivo y la oposición siria, en la que hizo entrega de los informes sobre los pocos avances en las conversaciones de paz.

"Fue una reunión muy provechosa con los representantes de Rusia y EE.UU. Se les hizo entrega de la información y ambas delegaciones ofrecieron su disposicipon a seguir mediando en estas conversaciones", explicó el mediador internacional.

Por otra parte, señaló que en la ciudad de Homs, al oeste de Siria, se extendió por tres días más el cese al fuego, un acuerdo alcanzado entre el Gobierno de Bashar Al Assad y la oposición.

Con este alto al fuego, las Naciones Unidas y la Media Luna Roja podrán continuar el proceso de evacuación de civiles de esa región asediada por grupos armados, así como hacer entrega de alimentos y medicinas.

Sin embargo, enfatizó que "hay asuntos pendientes en Homs. Los jóvenes de la Media Luna Roja han sido atacados, los jefes de la delegación de la ONU también han sido atacados", por lo que el proceso para llevar ayuda humanita se "torna difícil".

Las negociaciones de paz sobre Siria comenzaron en la ciudad suiza de Montreux (suroeste) el pasado 22 de enero y prosiguieron del 24 al 31 en Ginebra (suroeste), con la participación de las delegaciones de Damasco y la oposición. Esta ronda culminó sin grandes progresos.

Luego de una pausa de 10 días, el proceso se reanudó esta semana, pero el propio Brahimi volvió a admitir que “no se han logrado muchos avances” ante las posturas de las partes.

El Gobierno de Al Assad considera que para resolver el problema de la violencia y el terrorismo en Siria es indispensable disolver los grupos terroristas para así poder lograr la paz.

Entre tanto, la delegación opositora demanda que el primer paso debe ser la dimisión de Al-Assad para después formar un gobierno de transición, sin la presencia del actual mandatario.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.