• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Una sobredosis de Facebook puede alejarte del mundo real y crear una "empatía virtual".

Una sobredosis de Facebook puede alejarte del mundo real y crear una "empatía virtual". | Foto: EFE

Publicado 30 octubre 2017

Los adictos a las redes sociales suelen desarrollar efectos negativos sobre el bienestar y el humor.

Millones de personas en el mundo se han hecho adictos al Facebook y las distintas redes sociales que hoy abordan el nuevo universo 2.0, pero esta adicción a pesar de entretener no garantiza la felicidad de todos sus usuarios. 

Un estudio realizado por Morten Tromhotl, de la Universidad de Copenhague y publicada en la revista Ciberpsychology, Bhavior and Social Networking, reveló que el uso la red social Facebook tiene efectos negativos sobre el bienestar y el humor. 

En la investigación se utilizaron 1090 personas las cuales se tuvieron abstener del uso de la red social durante siete días seguidos. 

El resultado final reveló que quienes se sometieron a la abstención mejoraron su nivel de bienestar, satisfacción y humor; en vista de que el uso de la red social se masifica una vez que el individuo está de mal humo o atraviesa por una depresión. 

"Pedí a los participantes que evalúen su nivel de felicidad y satisfacción en la vida, su nivel de autoestima y sus emociones (positivas y negativas)", explicó Tromholt, director del experimento. 

Sobredosis de Facebook

Otro estudio realizado por el profesor de psicología de la Universidad Estatal de California, Larry Rosen, reveló que en la mencionada red social se han encontrado personas que abusan de su dosis diaria de Facebook y el efecto en ellas es el desarrollo de actitudes antisociales, narcistas y un montón de otras fallas de carácter intensificado en adolescentes. 

La red social además de beneficiar, en ciertos rubros a los jóvenes, puede dañarlos con algunos efectos negativos, así fue probado en una prueba aplicada a 1000 adolescentes que llevan una vida urbana y mediante una observación de 15 minutos se pudo notar que no solo la personalidad cambia sino que su rendimiento académico se devalúa. 

Los adolescentes desarrollaron tendencias agresivas y antisociales, manía y otros desórdenes individualistas que tienen una fuerte presencia en el contenido que ofrece Facebook. 

Las faltas a las instituciones académicas se deben a que los jóvenes presentaron dolores estomacales, problemas de sueño, depresión y ansiedad, esto debido al abuso de videojuegos y a la presencia en las redes sociales. 

La ansiedad también se hizo presente en vista de que los evaluados no podían dejar de revisar su perfil en un período no mayor de 15 minutos. 

Acciones interpersonales como abrazos y tacto están ausentes entre los adolescentes que crean una “empatía virtual” con amigos, intangibles, que hacen en la red social, influyendo claramente en su forma de establecer relaciones con otras personas y cambiando su estado de ánimo.

Esta empatía virtual, dice Rosen, puede salirse de Internet para el mundo real, enseñando a los adolescentes a vivir ese mismo sentir pero con personas en su vida diaria. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.