• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Uno de los miembros ejecutivos de la FIFA, Theo Zwanziger, se ha reunido con el Comité Organizador, grupos defensores de Derechos Humanos, sindicatos y el Parlamento Europeo para coordinar acciones conjuntas y atender a los trabajadores cuyas condiciones laborales se han visto afectadas (Foto: Archivo)

    Uno de los miembros ejecutivos de la FIFA, Theo Zwanziger, se ha reunido con el Comité Organizador, grupos defensores de Derechos Humanos, sindicatos y el Parlamento Europeo para coordinar acciones conjuntas y atender a los trabajadores cuyas condiciones laborales se han visto afectadas (Foto: Archivo)

Publicado 21 marzo 2014

El presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), Joseph Blatter, reconoció este jueves parte de la culpa por la situación laboral que enfrentan los inmigrantes que trabajan en las obras de infraestructura para la Copa del Mundo del 2022, que se celebrará en Catar.

“Tenemos una parte de responsabilidad” reconoció Blatter ante medios de comunicación en Zúrich; donde se negó a tratar otros asuntos relacionados con el Mundial, como las presuntas denuncias de corrupción relacionadas con la designación de la sede para la edición del 2022, al tomar en cuenta que Catar nunca ha clasificado al torneo internacional mediante eliminatorias.

“Insistimos en que las responsabilidades recaen primero en el estado de Catar y segundo en las empresas de los trabajadores. Podemos a través del fútbol resolver este problema” enfatizó Blatter en rueda de prensa ante las denuncias de Amnistía Internacional sobre las condiciones laborales paupérrimas para los inmigrantes que participan en las obras.

“Pese a no ser responsables de las leyes de ningún país, el Comité Ejecutivo cree que FIFA puede ayudar a mejorar las condiciones laborales en Catar y acordó que este tema se debe supervisar de forma constante” cita parte de un comunicado hecho público luego de la reunión extraordinaria y la posterior rueda de prensa.

Para ello, uno de los miembros ejecutivos de la FIFA, el alemán Theo Zwanziger se reúne desde el mes de noviembre con el Comité Organizador del evento, organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, sindicatos y el Parlamento Europeo  para sumar esfuerzos colectivos para dar una pronta solución a la problemática.

“Todas las partes deben trabajar juntas para que la situación mejore. Debemos tener una imagen clara y precisa de la situación”, destacó Zwanziger.

Desde el pasado mes de septiembre varios sindicatos y organizaciones no gubernamentales denuncian las condiciones laborales de los obreros que participan en las obras para la Copa del Mundo 2022; que en muchas ocasiones casi alcanzan la esclavitud.

En ese sentido, destacan que los principales afectados son obreros de nacionalidad asiática.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.