• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Tras el conflicto iniciado en diciembre de 2013, muchos sudaneses se han visto obligados a cohechar alimentos para evitar la hambruna. (Foto: Archivo).

    Tras el conflicto iniciado en diciembre de 2013, muchos sudaneses se han visto obligados a cohechar alimentos para evitar la hambruna. (Foto: Archivo).

Publicado 12 mayo 2014

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés), advirtió este lunes que la crisis alimentaria que enfrenta Sudán del Sur podría elevarse en los próximos seis meses.

De acuerdo al organismo intencional, las pocas garantías que ofrecen al pueblo sundanés ha ocasionado que se agrave la seguridad alimentaria, al punto que sus habitantes están al borde de enfrentar la hambruna más fuerte de su historia.

Tras los enfrentamientos iniciados en diciembre de 2013, la falta de alimento se ha apoderado de gran parte del territorio nacional.

Los desplazamientos y la destrucción de los mercados siguen atentado contra la tranquilidad de los habitantes de ese país, quienes en su intento de salir triunfadores de su realidad cada día luchan por vivir una vida digna.

Según la FAO, las regiones más afectadas por el conflicto son; Unity, Alto Nilo y Jonglei, las cuales necesitan asistencia humanitaria urgente a fin de evitar la hambruna que pronostican varias organizaciones a escala mundial.

Cifras de la FAO revelan que de 11,5 millones de sudaneses, al menos unos 1,3 millones padece niveles de emergencia de inseguridad alimentaria.

Mientras que un 2,4 millones están en fase de crisis y hacen hasta lo imposible por salvar sus vidas de la cruda realidad que enfrenta el país. Por tanto, la falta de comida y seguridad nacional se ha convertido en uno de los mayores problemas para ese país.

A mediados de abril de ese año, el Gobierno de Sudán del Sur inauguró una dependencia destinada a garantizar la seguridad alimentaria de los habitantes de ese país.

En esa oportunidad, el presidente Salva Kiir, aseguró que esa política de Gobierno venía a fortalecer la lucha contra el hambre en su país natal. Anunció que se estaba trabajando en otros programas que beneficiarán de manera significativa a todas las regiones de Sudán del Sur.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.