• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Tras el asesinato del periodista Geolino Lopes Xavier de 44 años de edad, cinco son los profesionales de la comunicación que han fallecido en manos de la violencia en lo que va de año en Brasil. (Foto: Archivo).

    Tras el asesinato del periodista Geolino Lopes Xavier de 44 años de edad, cinco son los profesionales de la comunicación que han fallecido en manos de la violencia en lo que va de año en Brasil. (Foto: Archivo).

Publicado 28 febrero 2014

El asesinato de un periodista en el estado de Bahía (noreste de Brasil), ha levantado el reclamo de diversas organizaciones sociales que exigen a las autoridades  abrir una investigación para dar con el paradero de los autores del crimen.

El profesional de la comunicación fue identificado por la Organización No Gubernamental (ONG), “Reporteros sin Fronteras” como Geolino Lopes Xavier de 44 años, quien presuntamente perdió la vida luego de recibir varios disparos por dos hombres que se movilizaban en un vehículo.

A través de un comunicado publicado este viernes por la ONG “Reporteros sin Fronteras” en su portal web, afirma que Lopes es el cuarto periodista que ha perdido la vida en manos de la violencia armada en lo que va de año en el país sudamericano.

La referida organización entrevistó a la responsable del departamento Américas de la organización, Camille Soulier, quien expresó que en Brasil los periodistas se han convertido en víctimas de la violencia. “Deploramos la elevada inseguridad que afecta el trabajo de los periodistas brasileños”.

Según precisaron los medios locales, Lopes Xavier era reportero y uno de los directores del portal de noticias N3. También había trabajado en radios y televisoras locales por muchos años en varios estados de Brasil.

En ese sentido, las ONG que hacen vida en Brasil esperan medidas concretas por parte del Gobierno que garanticen la seguridad de los periodistas no sólo en manifestaciones callejeras, sino en cualquier circunstancia de sus vidas.

Tras la muerte del camarógrafo de televisión, Santiago Andrade, quien perdió la vida tras ser víctima de la violencia desatada por un grupo de manifestantes en Río de Janeiro (sureste), muchas fueron las organizaciones que se pronunciaron contra el asesinato de los profesionales de la comunicación.

En esa oportunidad, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, calificó como fuera de contexto que las manifestaciones populares sean utilizadas para promover la violencia y sembrar el odio en un país donde el derecho a protestar, es el vivo ejemplo de la democracia protagónica y participativa.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.