• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Letonia se convertirá en 2015, en el décimo octavo país de la Unión Europea en adoptar el euro como moneda.
(Foto: Archivo)

    Letonia se convertirá en 2015, en el décimo octavo país de la Unión Europea en adoptar el euro como moneda. (Foto: Archivo)

Publicado 4 junio 2014

A partir del 1 de enero de 2015, Lituania podrá finalmente adoptar el Euro por primera vez en su historia, de acuerdo con un comunicado de prensa emitido por la Comisión Europea. La decisión final al respecto será tomada por el Consejo Europeo, en la segunda mitad del próximo mes de julio.

Para adoptar el Euro, Lituania debe tener una deuda pública no superior a 60 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), un déficit presupuestario inferior al tres por ciento del PIB, un bajo índice de inflación y su propia moneda tiene que mantenerse estable frente al Euro.

La primera petición de Lituania de unirse a la Eurozona fue rechazada hace ocho años, debido a la alta y creciente tasa de inflación del país báltico. En tanto, naciones vecinas como Estonia y Letonia entraron a la zona Euro en los años 2011 y 2014, respectivamente.

Los otros siete países que siguen fuera de la Eurozona, por no cumplir con los requisitos que exigen la Comisión Europea y el Banco Central Europeo, son Bulgaria, República Checa, Croacia, Hungría, Polonia, Rumanía y Suecia.

A pesar de la admisión de Lituania en la Eurozona y de la ralentización de la economía europea, la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, alertó a la Unión Europea acerca de la necesidad de "no relajarse al pensar que ya fue superada la crisis del Euro".

"Es verdad que la recuperación está en marcha. Algunos países han conseguido concluir con éxito los programas de ayuda. Sin embargo, eso no significa que la crisis haya pasado y que hayamos cumplido con nuestra misión", afirmó.

Lagarde es consciente de que al presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, no le gusta que le den consejos. "¿Pero qué debo hacer? Damos nuestra opinión si es necesario", indicó la ex ministra de Finanzas francesa, quien rechaza tener interés alguno en regresar a la política de su país.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.