• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La comunidad Wounaan tuvo que desplazarse en 2014 de sus asentamientos por el conflicto armado en Colombia.

La comunidad Wounaan tuvo que desplazarse en 2014 de sus asentamientos por el conflicto armado en Colombia. | Foto: Colprensa

Publicado 23 marzo 2016

Funcionarios de la defensoría colombiana viajaron hasta Buenaventura, donde se ubica la etnia, para hacerle un seguimiento al caso.

La Defensoría del Pueblo de Colombia denunció este miércoles la precaria situación de salud, educación, vivienda y seguridad en la que viven unos 600 indígenas de la etnia Wounaan, del departamento del Valle del Cauca (suroeste), tras haber regresado a su territorio.

El defensor delegado para poblaciones desplazadas, Mauricio Redondo Valencia, denunció que los indígenas toman agua del río San Juan, que está contaminado por la minería ilegal.

Funcionarios de la Defensoría viajaron a la ciudad de Buenaventura, en donde se ubica el principal puerto de Colombia sobre el océano Pacífico, para hacer seguimiento al caso de 600 miembros de la comunidad Wounaan que fueron reubicados en su territorio tras sufrir desplazamiento forzoso.

>> Ponte en mis zapatos: Testimonios por la paz de Colombia

Según el comunicado, representantes de la institución confirmaron que los indígenas no cuentan con garantías para mantenerse en su lugar de origen a pesar de los compromisos adquiridos por las autoridades locales, departamentales y nacionales.

Los funcionarios constataron que la planta eléctrica del resguardo está dañada y que la comunidad permanece aislada porque no hay una lancha para movilizarse en caso de emergencia.

Como parte de las acciones que emprenderán para proteger a los indígenas, la Defensoría del Pueblo pidió al alcalde de Buenaventura, Eliécer Arboleda, que convoque al Comité de Justicia Transicional para analizar el próximo 31 de marzo la situación de los Wounaan.

>> Vigilia y revuelo en Colombia por ola de asesinatos contra dirigentes

El dato
La comunidad Wounaan tuvo que desplazarse en 2014 de sus asentamientos en Chachajo, Agua Clara y Chamapuro por el conflicto armado colombiano, y en 2015 volvió a sus tierras después de permanecer un año en el coliseo de Buenaventura.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.