• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El anuncio de la construcción de un centro comercial en el parque Gezi generó una ola de protesta. (Foto: venezuelaaldia.com)

El anuncio de la construcción de un centro comercial en el parque Gezi generó una ola de protesta. (Foto: venezuelaaldia.com)

Publicado 6 abril 2014

Lograr un balance entre inversión social, recaudación fiscal, y mejores políticas públicas de empleos así como vencer la desigualdad forman parte de los retos que enfrentará el nuevo presidente de Costa Rica que se elige este domingo en segunda vuelta.

El abanderado del Partido Acción Ciudadana (PAC), Luis Guillermo Solís, virtual ganador de la contienda, anunció en su campaña que es necesario socorrer la maltrecha economía costarricense ante la creciente deuda que equivale ya a más de la mitad del Producto Interno Bruto (PIB) del país centroamericano.

Entre sus compromisos está una reforma fiscal con la que equilibrar los ingresos y gastos del Estado, así como la mejora del sistema de salud e infraestructura. La corrupción también es un problema que mencionó Solis, considerando que es un tema que cada vez preocupa más a los costarricenses.

En una reciente entrevista con teleSUR, el candidato del PAC, apuntó que en la nación centroamericana hay preocupaciones generales como la pobreza, y el desempleo que se deriva de un modelo bipartidista. Además, habló de la desigualdad, "mal mayor que tenemos que atacar en el continente y en Costa Rica".

Por su parte, el el candidato oficialista, Johnny Araya, anunció que no haría campaña electoral, ya que -según sus palabras- la segunda votación se presenta difícil y llena de obstáculos.“He comprobado la existencia de una voluntad inclinada cada vez más por un relevo del partido de Gobierno", dijo Araya quien en la primera campaña admitió que durante el actual Ejecutivo habían errores que corregir.

Pero, además de estos retos el nuevo presidente de Costa Rica se enfrentará a otro escenario. Con la conquista del poder de un partido no tradicional, tal y como está pronosticado para el nuevo Gobierno, se deberá propiciar un acuerdo en el fragmentado Congreso que dejaron las elecciones legislativas del pasado 2 de febrero.

Como se recordará, 18 escaños fueron conquistados por el derechista Partido Liberación Nacional (PLN), mientras que el Partido Acción Ciudadana (PAC), logró 13. Sin embargo, ambos partidos están lejos de la mayoría de 29 legisladores que requiere una sede legislativa con 57 curules.

Para llevar la delante en la apertura del diálogo y la pluralidad, el candidato del PAC, Guillermo Solis, tendió la mano "a todos los sectores que quieran construir una política distinta y que quieran hacerlo con sentido de patria y con sentido de responsabilidad ante la historia".

De esta manera, algunos analistas consideran que el PLN está dispuesto a facilitarle la tarea a Solís.

El candidato presidencial oficialista, Johnny Araya, al retirarse de la campaña pidió a sus colegas de partido que cedan el control del Congreso al PAC al considerar que "es bueno que las nuevas autoridades tengan en sus manos la conducción democrática del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo".

Asimismo, la presidenta Laura Chinchilla prometió garantizar "una transición ordenada al poder" y para ello llamó a intensificar la coordinación con las fuerzas políticas con el único propósito de generar un clima de seguridad, estabilidad y sin incertidumbre que han sido las fortalezas de Costa Rica hasta la fecha.

Este domingo se celebra la segunda vuelta de elecciones en Costa Rica. El proceso comenzó a las 06H00 locales (12H00 GMT) y cierra 12 horas después, a las 18H00 locales (00H00 GMT). Los candidatos del partido PAC, Luis Guillermo Solis y Johnny Araya del PLN se enfrentan en las urnas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.