• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Califican las vinculaciones de Sarkozy con casos de corrupción de un "caso de Estado" que pudiera manchar las relaciones entre Francia y Bélgica. (Foto: Archivo)

Califican las vinculaciones de Sarkozy con casos de corrupción de un "caso de Estado" que pudiera manchar las relaciones entre Francia y Bélgica. (Foto: Archivo)

Publicado 7 octubre 2014

El expresidente francés Nicolas Sarkozy regresó a la escena política de ese país con una nueva carga de elementos que lo vinculan con hechos de corrupción. Su influencia política pudiera verse comprometida con jueces que lo mantenían enterado sobre investigaciones judiciales en su contra.

El expresidente francés Nicolas Sarkozy retomó hace tres semanas la vida política para presentarse en la contienda interna de la coalición Unión por un Movimiento Popular (UMP), del 29 de noviembre, de cara a las elecciones presidenciales de 2017.

Retirado del contexto político tras su fallido intento de reelección el pasado mes de mayo de 2012, Sarkozy comenzó su agenda con nuevos problemas con la justicia porque de acuerdo al diario Le Monde, ésta investiga desde hace dos años si el círculo del exmandatario intervino ante políticos belgas para liberarlos de un procesamiento a tres empresarios kasajos (pueblo túrquico que habita en las zonas norte de Asia Central) y facilitar una venta de helicópteros franceses a Kasajistán (país de Asia Central).

El medio de comunicación reveló que la justicia busca determinar si la venta de 45 helicópteros por dos mil millones de euros derivó en importantes comisiones.

En tanto las leyes francesas abrieron una nueva investigación dentro del 'caso 'Bygmalion', nombre de la sociedad que sobrefacturaba los actos de campaña de Sarkozy en 2012, en esta oportunidad sobre el pago por parte de la UMP de la multa que recibió el expresidente por no ceñirse a los gastos de campaña estipulados, lo que se tradujo en el aumento de las deudas al borde de la quiebra.

Su nombre figura en otras cinco investigaciones preliminares que podrían derivar en su procesamiento. Sarkozy, de 59 años, se vincula con una red de informantes (jueces y funcionarios) que lo mantenían al tanto sobre las investigaciones judiciales en su contra.

El mes pasado, el exconsejero de Sarkozy, Jean-François Etienne des Rosaies, y la consejera del secretario de la presidencia, Nathalie Gonzalez-Prado, fueron detenidos por haber recibido grandes sumas de dinero en sus cuentas.

El pasado cinco de julio se publicó un sondeo que arrojó el resultado de que casi dos tercios de franceses, un 65 por ciento, no quieren que el expresidente Nicolás Sarkozy se presente a la elección presidencial de 2017.

teleSUR le invita a ver: "Nicolas Sarkozy regresa a la política de Francia"


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.