• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Miembros del pueblo Yaqui se une para pedir libertad de Mario Luna. (Foto: EFE)

Miembros del pueblo Yaqui se une para pedir libertad de Mario Luna. (Foto: EFE) | Foto: Efe

Publicado 18 septiembre 2014

Luna, vocero de los índigenas Yaquis de México, en su lucha contra la construcción del acueducto Independencia fue detenido acusado de delitos de secuestro y robo de vehículos presuntamente cometidos en contra de otro miembro de la etnia, versión rechazada por las autoridades de la tribu.

Los Yaquis son un pueblo indígena del estado de Sonora, (México), asentados originariamente a lo largo del río Yaqui. La tribu se ha forjado culturalmente con una entrega y sentido de pertenencia por el río Yaqui, pues, desde su formación los hombres más míticos y fuertes como es el caso del indio llamado Báa Bachi (Maíz de Agua) eran formados y convivían con y para dicho río.

Desde hace unos años se ha llevado adelante una lucha entre sus pobladores, contra la desviación del río desde su cauce original hacía otras regiones para la construcción de un acueducto que dejaría sin agua a los pobladores Yaquis. Estas acciones se comenzaron a realizar aproximadamente desde el año 2012, aunque en ese momento se desconocía la realización de dichas obras.

La población se organizó y escogió a una serie de representantes para defender sus derechos ancestrales y originarios que tienen sobre las aguas del río, uno de ellos fue Mario Luna.

Luna, fue pionero en hacer públicas las denuncias en contra del desvío de las aguas, lo que está llevando a que se seque.

El dirigente ha declarado que desde el gobierno de Felipe Calderón y la conjunción de todos los gobiernos regionales del Partido Acción Nacional (PAN), se implantó un manifiesto de impacto ambiental con el cual comenzó el proceso de desvío de las aguas que abastecen a 8 municipios y demás pobladores Yaquis.

El 11 de septiembre de 2014, Luna fue detenido, acusado de secuestro y robo. Representantes de los Yaquis se han mostrado indignados por dicha arbitrariedad, ya que las autoridades policiales lo han mantenido detenido, sin prueba alguna en su contra.

En una conferencia de prensa que fue citada con carácter de urgencia, tras haberse conocido el auto formal de prisión contra Luna, Tomás Rojo, otros de los voceros de la tribu Yaqui, señaló que no existen elementos legales para sostener la culpabilidad de su compañero.

Recordó que ni Luna, ni él mismo (también tiene una orden de aprehensión en su contra) se encontraban en el lugar de los hechos de los que son acusados.

Destacó que los hechos imputados sucedieron en junio de 2013, cuando a través de las leyes tradicionales de su pueblo, por usos y costumbres garantizadas en la Constitución y en los tratados internacionales se castigó a Francisco Delgado, integrante de la tribu Yaqui, vinculado al gobierno de la región, quien lanzó su vehículo contra algunas personas que participaban en una manifestación.

El pasado 15 de septiembre, en la audiencia preliminar en donde se presentaron las pruebas contra Mario Luna, las autoridades tradicionales Yaquis asumieron la responsabilidad de los hechos y reconocieron haber sido ellos los que ordenaron la retención de Delgado que incluyó un "castigo simbólico". No obstante, el juez dicto el auto de formal prisión contra el vocero Yaqui.

La sociedad originaria demandó la libertad inmediata de su compañero y llamó a que se respeten los derechos de la tribu y a detener el acueducto "Independencia" ya que, como denuncian, no se hizo el estudio del impacto ambiental del mismo previo a su ejecución.

A este llamado se sumaron durante la conferencia organizaciones como Servicios y Asesoría para la Paz, Fundar, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, el Programa de Interculturalidad y Asuntos Indígenas de la Universidad Iberoamericana, entre otras.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.