• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los mandatarios serán honrados por la lucha y pasión que brindaron en pro de la integración suramericana. (Foto: Archivo)

Los mandatarios serán honrados por la lucha y pasión que brindaron en pro de la integración suramericana. (Foto: Archivo)

Publicado 6 junio 2014

Desde el pasado 12 de febrero, sectores de la derecha venezolana y del extranjero han emprendido una guerra psicológica a través de los medios de comunicación, para desestabilizar el país y generar un caos, como ha sucedido en Ucrania y Siria.

Esta es parte de la conclusión que se da en el marco del Foro Internacional Conjura Mediática Contra Venezuela, que se lleva a cabo en el Teatro Teresa Carreño en Caracas (capital venezolana), en el que participaron analistas y expertos en el tema de la comunicación y los medios.

Uno de los ponentes, originario de Argentina, Carlos Aznarez, aseguró que en el país latinoamericano las corporaciones comunicacionales del extranjero han instaurado un laboratorio para desestabilizar al Gobierno venezolano.

Advirtió que se trata de una campaña criminal que se ha cobrado miles de vidas en Siria y Ucrania, y decenas en Venezuela. "En Venezuela se está practicando todo tipo de guerra, al igual que en Siria y Ucrania, las cuales se han cobrado muchas vidas".

Aznarez mencionó que debido a la guerra mediática que llevan a cabo desde el exterior, se ha transmitido información distorsionada sobre Venezuela, que es contrastada con la realidad percibida por los ciudadanos que visitan el territorio. Resaltó que para hacer frente a esa situación, es importante que haya una respuesta popular contundente.

En la presentación también estuvo el miembro del Ato Mando Político de la Revolución, Jorge Rodríguez, quien destacó que en el país se vive un proceso recurrente, con el que se promueven todas las formas posibles la desestabiliazación, ingobernabilidad y crisis.

Precisó que la derecha lleva a cabo tres fases para alcanzar sus objetivos, que son: la inoculación de odio, el no reconocimiento y la instauración de un orden simbólico. Acerca del último punto, mencionó que se lleva a cabo a través del discurso, por ejemplo, al calificar al Círculo Bolivariano como el "círculo del terror".

También se ha reforzado la mentira, que conlleve al no reconocimiento. "Podemos tener pensamientos distintos, pero todos tenemos un elemento en común, pertenecemos a una misma especie y compartimos una misma cultura".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.