• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El proyecto contribuye a mitigar las recurrentes sequías en la zona

El proyecto contribuye a mitigar las recurrentes sequías en la zona | Foto: IPS

Publicado 28 abril 2016

El proyecto de captación se basa en la construcción de cisternas que permiten recolectar y almacenar agua lluvia. 

Campesinos de la región del Chaco, específicamente del municipio Corzuela, ubicado en el noroeste de Argentina, incorporaron a su cultura una técnica simple para disponer de agua ante las recurrentes sequías.

Se trata de "cosechar" la lluvia a través de su almacenamiento en una cisterna. La técnica forma parte de un proyecto de adaptación al cambio climático. 

En Corzuela,un pequeño pueblo rural en el que viven alrededor de 10 mil habitantes la lluvia es algo poco frecuente. Juan Ramón Espinoza, habitante del lugar, explicó que “cuando no llueve no llueve nada, y cuando llueve, llueve de más”.

“Siempre faltó agua pero cada año va peor. Hay temporadas que en cuatro o cinco meses no cae una gota de agua”, relató Espinoza a la agencia de noticias IPS.

Vecinos del municipio indican que la intensificación de la sequía es producto a los “desmontes” (tala de árboles) a raíz de los monocultivos que llegaron a esa zona con los nuevos tiempos.

“Nos comenzaron a invadir con plantaciones de soja. Hay mucho desmonte. Vienen, meten la topadora en 4.000 o 5.000 hectáreas con la topadora tumban todo. No dejan un solo árbol”, contó Espinoza.

Sumado a esto, los efectos globales del cambio climático agravan la sequía. 

Graciela Rodríguez, habitante del lugar y madre de 11 hijos, relató: "Medio día perdíamos seguro de ir y volver, llenar los tachos y los tanques con agua para poder lavar, cocinar, y bañarse”.

>>Venezuela sufre severa sequía por fenómeno El Niño

La solución a este problema debía ser la construcción de cisternas para recolectar y almacenar agua de lluvia. Sin embargo, los campesinos carecían de recursos y tecnología para establecer este sistema.

Actualmente, asociaciones vecinales recibieron los recursos necesarios a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en el marco del Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) del Fondo para el Medio Ambiente Mundial.

El PPD, establecido en 120 países se creó en 1992 para demostrar que pequeñas iniciativas comunitarias son capaces de lograr un impacto positivo en los problemas ambientales globales. 
En la provincia del Chaco el PPD desarrolla otros 13 proyectos para los que en total se entregaron un total de 537 mil dólares en donaciones.

El proyecto está en desarrollo y cuenta con el asesoramiento técnico del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), para la construcción de las cisternas con cemento, ladrillos, arena, hierro y piedra, y del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), para la capacitación en seguridad e higiene del agua almacenada.

Maríaa Eugenia Combi representante del PDD, afirmó "este proyecto viene a solucionar un problema local muy acuciante que es el problema de la escasez de agua en la región. La solución es aprovechar los momentos de lluvia para recolectar y almacenar agua, para los momentos de escasez  hídrica”, resumió María Eugenia Combi, del PPD.

La tecnología utilizada es simple y de bajo costo. Se adaptan los techos de los “ranchos” (viviendas rurales precarias), y se construyen canaletas que conducen el agua hasta las cisternas familiares, con capacidad de hasta 16 mil litros, o comunitarias, de hasta 52 mil litros, explicó la agencia IPS.

“Una vez que los beneficiarios se capacitan en la construcción de las cisternas, estas se puede replicar y construirlas en cada casa”, agregó Combi.

>>Sismo de magnitud 5,0 se registra en Argentina

Los campesinos del lugar viven de la siembra de cultivos tradicionales como batatas,( también conocida como boniato o camote), mandioca (Manihot esculenta, yuca), calabaza y maíz, y con la pequeña ganadería o granjas.

Ahora, con la disponibilidad de agua todo el año mejoró esta área económica.

“Es una ayuda grande para los animales. Utilizamos el agua de lluvia guardada para lavar, para tomar mate, para cocinar, para los pollos, para los animales, para la huerta, para todo”, dijo Olga Ramírez, vecina del lugar.

El dato
La provincia del Chaco posee una población de un millón de personas y según estudios independientes, tiene el mayor índice de pobreza del país. Más de 57 por ciento de sus habitantes vive en pobreza y de ellos,17 por ciento en la indigencia.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.