• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Wayne lamentó que los empresarios estadounidenses se aprovechen de la población migrante irregular para abaratar costos y generar condiciones de pobreza; así como irregularidades en la economía norteamericana (Foto: laopinion)

    Wayne lamentó que los empresarios estadounidenses se aprovechen de la población migrante irregular para abaratar costos y generar condiciones de pobreza; así como irregularidades en la economía norteamericana (Foto: laopinion)

Publicado 9 abril 2014

El embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, ratificó este miércoles que la nueva reforma migratoria en su país es una deuda que mantiene pendiente el presidente Barack Obama con la población de inmigrantes que vive en esa nación.

De igual, el funcionario estadounidense; quien participó en el foro “Persona migrante”, realizado desde el Senado México, lamentó que parte del sector empresarial norteamericano se aprovechen de la vulnerabilidad de esta población para abaratar costos y generar grandes distorsiones en la economía del país.

Esta situación ha ocasionado que unos once millones de inmigrantes irregulares en Estados Unidos vivan en condiciones paupérrimas y en condiciones laborales completamente adversas.

En ese sentido, Wayne explicó que la reforma estima que cualquier migrante se haga acreedor para cancelar impuestos, multas y una verificación de antecedentes; además de aprender el idioma inglés antes de adquirir la nacionalidad estadounidense.

“Esa medida es una prioridad para el gobierno del presidente Barack Obama, pero hasta el momento permanece como una promesa electoral incumplida” explicó el diplomático; quien destacó los esfuerzos hechos desde el Congreso y la bancada repúblicana en la Cámara de Representantes para impedir que los inmigrantes puedan tener ciudadanía americana.

Por su parte, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Raúl Plascencia, quien estuvo presente el foro; destacó que los inmigrantes que están en EE.UU. tienen una alta vulnerabilidad social al encontrarse fue de su país de origen y desconocer los mecanismos para defender sus Derechos Humanos fundamentales.

Sobre este punto; destacó los altos índices delictivos de los cuales suelen víctimas, así como la mala voluntad de algunos funcionarios estadounidense que se dedican a lesionar la dignidad de estas personas.

A su vez, Wayne aseguró que el gobierno de México trabaja en conjunto con el de EE.UU. para elaborar un nuevo programa de visas especiales para migrantes que se encuentran fuera de su territorio por razones laborales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.