• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Alemania evade su responsabilidad histórica con Grecia

Alemania evade su responsabilidad histórica con Grecia | Foto: Getty Images

Publicado 26 junio 2015





Alemania, como país hegemón de la Unión Europea, es el que tiene mayor peso en las instancias de la eurozona y por tanto, representa uno de los mayores acreedores de Grecia.

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, se encuentra actualmente en conversaciones con el Banco Central Europeo (BCE), la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI), con el objetivo de renegociar la deuda que tiene el país heleno con sus acreedores europeos.

Para el 30 de junio expira la prórroga para el segundo rescate, por lo que si no hay un acuerdo Grecia deberá hacer frente a un complejo escenario económico.

¿Cúal es es papel de Alemania en la deuda de Grecia?

En primer lugar, Alemania es el país más poblado de la Unión Europea con 80 millones de habitantes. Su mercado interior, así como su potencia exportadora convierten al país en la economía más fuerte del continente.

La economía germana se centra en sus exportaciones. Casi la mitad de su Producto Interno Bruto (PIB) de 3 mil 730 millones de dólares depende de su comercio exterior y, por tanto, de los países (en gran parte europeos) que compran sus productos. Las exportaciones de Alemania aumentaron drásticamente con la introducción del euro como moneda común europea (en 1999), lo que permitió abaratar los costes del comercio entre los países de la Eurozona.

Los alemanes han utilizado las instituciones (Banco Central Europeo, Consejo Europeo, Parlamento Europeo, entre otras) y las prácticas de la Unión Europea para mantener la demanda de los países europeos por sus productos.

La unión monetaria facilita esta situación, permitiendo a otros estados de la zona euro a acceder a créditos a tasas que sus economías les eran y son difíciles de soportar, como es el caso de Grecia. Sin embargo, Alemania alentó la demanda de sus exportaciones, facilitando las prácticas irresponsables de préstamo en toda Europa.

Mientras que la demanda de Grecia es sólo una pequeña parte de estas exportaciones, Grecia forma parte de un sistema más grande – y el buen funcionamiento de este sistema es mucho más en los intereses estratégicos de Alemania.

Los alemanes argumentan que los griegos engañan a sus acreedores y la Unión Europea. Pero es que, el interés general de Alemania ha sido la de mantener la demanda europea – y evitar así la austeridad en su país – el mayor tiempo posible.

Un poco de historia

El nazifascismo alemán es uno de los grandes responsables de la situación griega, ya que las tropas de Adolf Hitler invadieron a ese país por cuatro años (1941-1945).

Durante su ocupación destruyeron la economía griega mediante el saqueo de sus recursos, incluyendo los fondos del Banco Nacional de Grecia, que en cifras actuales ascendería, según el Ministerio de Finanzas griego, a 162 mil millones de euros.

A pesar de la represión social y económica que caracterizó la ocupación alemana en Grecia, se desarrolló una resistencia antinazista, lideradas por el Partido Comunista Griego (KKE, por su sigla en griego), que fueron homenajeadas por el primer ministro Alexis Tsipras una vez asumió el poder el 26 de enero de 2015.

El KKE conjugaba un proyecto de soberanía y justicia social, y se dedicó a transformar las estructuras oligarcas que dejó en la economía griega la invasión y ocupación alemana, en la primera etapa de la guerra civil que se desarrolló en ese país.

Entre 1944 y 1950 se desarrollaron dos fases de la guerra civil en Grecia, en la que un gobierno monárquico formado en el exilio, encabezado por Georgios Papandreu, con apoyo de los Aliados (Occidente), regresó al país y se impuso a los comunistas del KKE a pesar de la guerra de guerrillas que se dio en ese país durante ese tiempo y el apoyo del Mariscal Tito, de Yugoslavia.

La guerra civil en Grecia dejó a ese país graves daños a la infraestructura mientras decenas de miles de griegos emigraron a Alemania, Australia, Argentina, Estados Unidos, y países europeos vecinos. También, una sociedad polarizada entre vencedores y vencidos, y al menos 100 mil presos políticos.

Se impusieron las fuerzas reaccionarias, quienes conservaron el modelo impuesto por la Alemania nazi, solo que ahora a servicio de Occidente, que apoyó a Papandreu y a la sucesiva Dictadura de los Coroneles, para mantener también un diseño geopolítico que debilitara el flanco soviético, en ese entoncesal mando de Josef Stalin.

Derrumbe económico griego

A partir de 1973, la economía griega desaceleró paulatinamente. El Producto Interno Bruto (PIB) per cápita se mantuvo a tasas inferiores a la del resto de países periféricos (Irlanda, Italia, Portugal y España) e incluso, se situó por debajo de la media de la Unión Europea y de los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE); que mantuvieron rangos de 2 y 2,1 por ciento anual.

En ese sentido, Grecia tuvo que recurrir a préstamos para sostener su economía. El aumento de la deuda desde 1980 no se debió al gasto público excesivo sino por el pago de tipos de interés extremadamente altos a los acreedores, un excesivo e injustificado gasto militar, pérdida de ingresos fiscales debido a los flujos ilícitos de capital, la recapitalización estatal de los bancos privados y los desequilibrios internacionales creados a través de las fallos en el diseño de la propia Unión Monetaria.

La adopción del euro dio lugar a un aumento drástico de la deuda privada en Grecia a la que los principales bancos privados europeos, así como los bancos griegos fueron expuestos, mientras que la creciente crisis bancaria contribuyó a la crisis de la deuda griega.

Grecia acumuló una deuda de aproximadamente 342,2 miles de millones de euros, según cifras oficiales; repartidos entre el Fondo Europeo de Rescate (141,1), el Banco Central Europeo (BCE, 27), el Fondo Monetario Internacional (FMI, 25), créditos bilaterales (52,9), bonos (67,5), letras del tesoro (15) y otras vías de financiación (13).

La dependencia con Alemania está en la forma en la que se financió el Fondo de Rescate Europeo, que emitió bonos para poder conseguir el dinero que después prestaría a los países “rescatados”. Los propios Estados europeos fueron los encargados de avalar la deuda con la compra de bonos.

También, los bancos alemanes compraron prácticamente una tercera parte de esos fondos, con un total de 41 mil 310 millones de euros (29,1 por ciento del total). Francia e Italia son los siguientes países más interesados en que se mantengan las condiciones de devolución de los préstamos a Grecia, ya que poseen 31 mil 010 (21,9 por ciento) y 27 mil 205 (19,2 por ciento) millones de euros, respectivamente. Entre los tres paises suman un 70 por ciento del total.

Propuesta alemana

Alemania propuso en mayo de 2010, ya con Angela Merkel como Canciller, un plan de “rescate” neoliberal que consistió en siete puntos.

.- Aumento de la presión fiscal y las privatizaciones. Ingresos previstos por el Estado: 78 mil millones hasta 2015.

.- Subida de impuestos en 2.300 millones (2011) y en 3.380 millones (2012).

.- Gravación de ingresos con tasas entre 1 y el 5 por ciento. El mínimo exento de contribución baja de 12 mil a 8 mil euros.

.- Aumento del Impuesto al Valor Agregado del 13 al 23 por ciento en bares, restaurantes y sobre bienes suntuarios.

.- Privatizaciones de los juegos de azar, la caja postal y los operadores de los puertos de El Pireo y Salónica.

.- Recortes en el sector público por 770 millones de euros en 2011 y 600 en 2012, mediante la disminución de funcionarios, por jubilación o extinciones de contratos temporales.

.- Descenso de beneficios sociales ascendentes a 5 mil millones y aumento de las contribuciones a la seguridad social para atajar trabajos informales y sin declarar.

El primer ministro de ese entonces, Yorgos Papandreu, aplicó las medidas propuestas por Alemania y las instancias financieras occidentales, que condujeron a una profundización de la crisis, que ente ortas cosas produjo recortes de los salarios mínimos, aumento de la edad de jubilación, despido de al menos 15 mil funcionarios y otros 30 mil pasaron a “reserva”.

Indenmización

A pesar de que Alemania se proyecta como el “salvador” de Grecia, esta tiene gran responsabilidad en la crisis del país heleno.

En 1942, Berlín forzó al Banco Central griego a prestarle el equivalente a 10 mil 300 millones de euros para financiar la estadía de sus tropas durante el tiempo que permanecieron en Grecia.

"Grecia tiene una obligación moral con su pueblo, con la historia, con todos los pueblos de Europa que han luchado y dado su sangre contra el nazismo", afirmó el primer ministro griego Alexis Tsipras en febrero pasado durante una sesión plenaria del Parlamento de Grecia.

En abril, el viceministro de Finanzas de Grecia afirmó que Alemania debe casi 279 mil millones de euros en concepto de indemnización por la ocupación nazi que sufrió durante la Segunda Guerra Mundial.

La cifra fue estudiada por una comisión parlamentaria creada por el Gobierno de Alexis Tsipras, e incluye una reparación bélica, la cancelación del “préstamo de ocupación” de 10 mil 300 millones de euros, y la devolución de tesoros arqueológicos robados.

Por su parte, el profesor y licenciado en Historia, Edmundo Fayanas Escuer, calculó que la devastación nazi ronda los 300 mil millones de euro; una cifra que el economista francés Jacques Depla, eleva hasta los 575 mil millones de euros. "Está claro que con esas cantidades Grecia no sólo tendría resuelto el problema de la deuda sino que le sobraría dinero", apuntó el profesor en febrero de 2015. 

La petición de Grecia fue calificada por el ministro alemán de Economía, Sigmar Gabriel, de “estúpida”, y aseguró que ese país tiene el interés de “exprimir un poco” el margen de maniobra de sus socios de la eurozona para ayudar a superar la crisis de deuda. "

Alemania ha rechazado históricamente los reclamos de Grecia y ha sostenido que ha cumplido con sus obligaciones, incluido un pago de 115 millones de marcos alemanes pagados en 1960. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.