• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
  • Este lunes, los extremistas ejecutaron a mil 700 soldados (Foto:AFP)

    Este lunes, los extremistas ejecutaron a mil 700 soldados (Foto:AFP)

Publicado 17 junio 2014



Las fuerzas militares se enfrentaron este lunes con los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS, en inglés) en la ciudad de Baquba, zona próxima a la capital azotada en los últimos días por la violencia.

El Ejército defendió el territorio con una ofensiva -en la que también participan distintos grupos rebeldes- de esta provincia ubicada a 60 kilómetros al noreste de Bagdad. Los combates dejaron 30 insurgentes muertos, según fuentes militares.

Los terroristas del ISIS atacaron la comisaría de Al Mefraq, en el oeste de la cuidad y mataron a 52 presos. Según, Qasem Ata, portavoz del Ejército, los "terroristas emplearon en su ataque proyectiles de mortero y granadas en un intento de liberar a los presos".

Desde la semana pasada, los yihadistas mantienen el control de Mosul (norte) la segunda ciudad del país; el Ejército por su parte, inició una operación antiterrorista en la zona para recuperar la cuidad, mientras que los insurgentes buscan conquistar Bagdad (capital) y las ciudades santas chiíes de Kerbala y Nayaf.

Aunque en el intento han muerto más de 100 terroristas en la localidad de Tal Afar, situada entre Mosul y la frontera con Siria, al enfrentarse con las tropas de Irak, acompañada por más de 2 mil voluntarios que lograron expulsar a los insurgentes de varios barrios.

En el sur, la provincia de Al Anbar (fontera con Siria) fue tomada por hombres armados se apoderaron del puesto limítrofe de Al Qaem, aprovechando la crisis en el país árabe donde ahora milicianos tribales se enfrentan a los yihadistas. Mientras que desde el Líbanos los Chiíes defienden la participación militar siria comandada por el presidente Bashar Al Assad, pues, de lo contrario los insurgentes habrían llegado a Beirut.

Destituyen altos mandos militares

El jefe del Gobierno, Nuri al Maliki, anunció en calidad de jefe del Ejército que ya destituyó a altos oficiales que permitieron el avance de los terroristas a zonas próximas a Bagdad y no dar órdenes a sus subordinados para que ofrecieran resistencia. Entre los que han sido sustituidos y serán enjuiciados están altos responsables del Ejército en la provincia septentrional de Nínive, como el jefe de Operaciones, Mahdi al Garaui, y su adjunto, Abdel Rahman Handal.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.