• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Las reglas canónicas dicen que se requieren por lo menos esperar cinco años después de la muerte del personaje y Benedicto XVI dispensó este proceso. (Foto: Archivo)

    Las reglas canónicas dicen que se requieren por lo menos esperar cinco años después de la muerte del personaje y Benedicto XVI dispensó este proceso. (Foto: Archivo)

Publicado 25 abril 2014

No todos los cristianos defienden de forma unánime la canonización del papa Juan Pablo II, quien será declarado santo junto con Juan XXIII este 27 de abril.

Desde que se inició la beatificación primero y la canonización después, surgieron voces discordantes que piden más tiempo para ese proceso o, simplemente, que se detenga.

Razones:

1. Hecho apresurado

Ha sido un proceso que no ha dado el tiempo suficiente para sopesar y hacer balance objetivo sobre el papel que ha jugado Juan Pablo II en las últimas décadas en la Iglesia, señala José Sánchez, del Observatorio Eclesial de México.

2. Realidad en América Latina

El pontificado de Juan Pablo II significó para muchas iglesias de América Latina un proceso prácticamente de persecución, de censura, de combate de una experiencia eclesial que nació en el continente a partir de las comunidades eclesiales de base y de la teología de la liberación, enfatiza el Observatorio Eclesial mexicano.

3. Omisiones

Hubo omisiones respecto a las dictaduras militares en América Latina y que ponen en entredicho el papel de Juan Pablo II frente a dictadores como Augusto Pinochet (Chile), o en El Salvador, el caso del asesinato de Monseñor Romero que no fue atendido en su justa medida.

4. Pederastia

Además de razones de índole ideológica, quienes se oponen a la santificación de Juan Pablo II inciden en uno de los capítulos más polémicos de su mandato: los casos de pederastia entre el clero católico.

5. Relación con Marcial Maciel

Desde América Latina, su relación con el fundador de los Legionarios de Cristo, el sacerdote mexicano Marcial Maciel, cobra para los detractores de la canonización de Karol Józef Wojtyla un relieve especial.

Maciel, fallecido en 2008, acompañó a Juan Pablo II en sus visitas a México en 1979, 1990 y 1993 y está acusado de haber cometido abusos sexuales contra menores desde la década de los años de 1950.

6. Alejamiento de la Iglesia

La responsabilidad de Juan Pablo II en el alejamiento de la Iglesia de amplísimas masas de creyentes en América Latina y Europa "es enorme", dice Jaume Botey, teólogo y profesor de Historia de la Cultura de la Universidad Autónoma de Barcelona (España).

Botey, quien en 2007 firmó junto a otros teólogos un manifiesto contra la canonización de Juan Pablo II, responsabiliza a Karol Wojtyla del "vaciado de las iglesias por la puerta de atrás".

7. De un dios cercano a uno prepotente

El cambio de paradigma en relación con el modelo de Dios que había redescubierto el Concilio Vaticano II de un dios cercano, un dios persona e histórico, de un dios que nace desde abajo y se le descubre a través de los acontecimientos de la vida, Juan Pablo II retomó la imagen de un dios absoluto y prepotente. Esta contrarreforma estaba apuntada al "fracaso desde el comienzo”, afirma Botey.

Pese a la oposición de algunos sectores, el pontífice polaco, conocido como el viajero incansable, está considerado uno de los papas más venerados por los católicos. Sólo a América Latina viajó en 24 ocasiones y sus visitas se convirtieron en auténticos fenómenos de masas.

El próximo domingo, el papa Francisco oficiará la misa de canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII, a la que se espera que asistan cientos de miles de peregrinos.

Poco más de 9 años después de su muerte, Karol Wojtyla volverá a convertir la plaza de San Pedro y la vía de la Conciliazione en una marea humana, según afirman los medios internacionales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.