• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las autoridades de inmigración en Nueva York mantienen extremas de seguridad. (Foto:Reuters)

Las autoridades de inmigración en Nueva York mantienen extremas de seguridad. (Foto:Reuters)

Publicado 26 octubre 2014

Las extremas medidas de seguridad contra el ébola adoptadas en Nueva York y Nueva Jersey continúan generando críticas por la severidad de las mismas, al tiempo que se advierte que podrían disuadir que médicos estadounidenses muestren su disposición de ir a África Occidental a combatir la enfermedad.

Las autoridades de Estados Unidos han sido blanco de fuertes críticas por las extremas medidas de seguridad implementadas contra el ébola en los aeropuertos de ese país, dada la falta de claridad y las consecuencias negativas que podrían tener a la hora de combatir la enfermedad en África.

Este domingo, el principal responsable del control de enfermedades infecciosas del Gobierno, Anthony Fauci, advirtió que las cuarentenas obligatorias pueden disuadir a muchos médicos de ofrecerse para combatir el ébola en África Occidental.

"Hay otros pasos que se pueden dar para proteger a los estadounidenses basándose en las pruebas científicas y que no van necesariamente tan lejos como para tener las consecuencias imprevistas de desincentivar a los trabajadores de salud", dijo.

Fauci recordó la posición del Gobierno de Barack Obama de que la "mejor forma de detener la epidemia" de ébola "es ayudar a la gente en África Occidental".

"Eso se hace enviando a gente allí, no solo desde EE.UU., sino desde otros lugares. Tenemos que tratar a la gente que vuelve (de la zona) con respeto" y no someterlos a medidas "draconianas", señaló Fauci.

Las críticas han surgido desde el momento en que los estados de Nueva York y Nueva Jersey (este) anunciaron por sorpresa que aislarían a cualquier persona que llegase a sus aeropuertos tras haber estado en contacto con enfermos de ébola, arrojando dudas sobre esa medida extraordinaria -a la que también se ha sumado Illinois-.

"Este es un extremo realmente inaceptable y creo que mis derechos humanos básicos se han violado", dijo a una medio local la primera afectada por ese protocolo, la enfermera Kaci Hickox, que se había quejado este sábado por el trato recibido luego de arribar este viernes al aeropuerto internacional de Newark (Nueva Jersey) desde Sierra Leona.

Pese a no presentar síntomas de la enfermedad, Hickox fue puesta en cuarentena en una tienda de aislamiento en el hospital universitario de la ciudad.

En contexto

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó en su último informe divulgado este sábado que ya son más de 10 mil los casos registrados de ébola, afectando a ocho países.

"Cuatro mil 655 contagiados se encuentran en Liberia, tres mil 896 en Sierra Leona, mil 553 en Guinea, 20 en Nigeria, cuatro en Estados Unidos y uno en Senegal, España y Mali", indicó el organismo.

La OMS señaló que en los siete meses de la epidemia, 450 trabajadores sanitarios han resultado infectados, de los cuales 228 estaban en Liberia, 127 en Sierra Leona, 80 en Guinea, tres en Estados Unidos y uno en España.

teleSUR te invita a leer el especial: Muertes en África


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.