• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La cámara de diputados de Bolivia debatirá este jueves un proyecto de ley para preservar los bofedales de la región. (Foto: Archivo)

La cámara de diputados de Bolivia debatirá este jueves un proyecto de ley para preservar los bofedales de la región. (Foto: Archivo)

Publicado 30 abril 2014

Militantes nigerianas manifestaron este miércoles para pedir al gobierno mayores esfuerzos para hallar a las 187 estudiantes de secundaria secuestradas por presuntos islamistas de Boko Haram.

Más de dos semanas después de este secuestro, la llamada "manifestación de un millón de mujeres" se comprometen a asegurarse de que no se ignore a estas jóvenes. Desde Chibak, en el estado nigeriano de Borno, donde tuvo lugar el secuestro, un padre de una de las secuestradas agradeció el apoyo de las activistas.

"Somos gente pobre y no tenemos ningún tipo de influencia. Por eso, a nuestro parecer, el gobierno no se preocupa por nuestras chicas", declaró este padre, pidiendo permanecer en el anonimato.

"Creemos que si los nigerianos, los de arriba y los de abajo, levantan sus voces desde los distintos barrios, el gobierno se pondrá en guardia y hará lo que hay que hacer para liberar a nuestras chicas", agregó.

La directora del establecimiento, Asabe Kwambura, había declarado el mismo día que de acuerdo a la información brindada por los padres de las chicas, en total, 230 habían sido secuestradas. Según ella, 187 permanecen secuestradas después de que 43 lograran escapar.

Boko Haram ("La educación occidental es un pecado" en lengua hausa) es un grupo religioso de carácter fundamentalista islámico que lucha por la creación de un Estado islámico en Nigeria.

Uno de los líderes de la comunidad nigeriana chibok, Pogo Bitrus, dijo a la cadena británica de noticias BBC que las jóvenes secuestradas fueron obligadas a casarse con islamistas, que habrían pagado dos mil nairas (US$12) por cada una.

Después de las ceremonias de casamiento las jóvenes fueron llevadas a Camerún y Chad. “Los secuestradores las llevaron en canoa por el lago de Chad al exterior”, dijo el hombre.

"Es un tipo de esclavitud medieval. Por eso lloro como líder de la comunidad para alertar al mundo de lo que está pasando para que se haga algún tipo de presión sobre el Gobierno para que actúe y logre su liberación", agregó.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.