• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El funcionario fue responsabilizado por la ley que despenalizaba actos de corrupción.

El funcionario fue responsabilizado por la ley que despenalizaba actos de corrupción. | Foto: EFE

Publicado 9 febrero 2017

El país vive jornadas de protestas contra una ley que favorece ciertos delitos de corrupción.

El ministro de Justicia de Rumanía, Florin Iordache, presentó este jueves su dimisión tras nueve días continuos de protestas en el país por el decreto ley que despenalizaba ciertos delitos de corrupción y que el Gobierno se vio obligado a retirar el pasado fin de semana. 

"He decidido adelantar mi dimisión de la función de ministro de Justicia", dijo en rueda de prensa en Bucarest el funcionario, quien ha sido responsabilizado por el Gobierno socialdemócrata de la polémica norma.

El decreto aprobado por ley y retirado este lunes, despenalizaba la corrupción si los daños para el Estado eran menores de 44.000 euros (más de 47.000 dólares).

Los manifestantes exigen la renuncia del Gobierno socialdemócrata del primer ministro Sorin Grindeanu, tras la polémica, sin embargo, este mércoles la moción de censura, presentada por la oposición de centroderecha, fracasó en el Parlamento.

>> Rumanía protesta contra ley que favorece la corrupción y exige la renuncia del Gobierno

Analistas prevén que continuen las manifestaciones

Para el analista y corresponsal Ciprian Baltoiu, la gente va a continuar en las calles en Rumanía manifestando su descontento, más allá de la renuncia del ministro.

"La gente no va a parar de salir a la calle, hasta tener la seguridad de que los políticos que están al mando del país, van a respetar las reglas normales de democracia", afirma Baltoiu.

El dato: Hasta ahora, se contabilizaban unas 50 concentraciones en el país.

Para el analista, el descontento popular no pasa por injerencia de intereses de partidos políticos opositores, como lo demuestra el hecho de que el pueblo reconoce plenamente la victoria electoral del Partido Socialdemócrata en las elecciones realizadas en diciembre pasado.

Como refuerzo del argumento, está el hecho de que, durante los nueve días de manifestaciones, nadie en las calles ha solicitado elecciones anticipadas.

"La gente solo quiere que este partido gobierne conforme con el proyecto electoral que ha presentado en las elecciones. Nadie ha pedido que se cambie completamente el espectro político en Rumanía", indicó.

Por estas razones, Baltoiu aseguró que el pueblo continuará en la calle, ya que "solo quiere vivir en un país donde la democracia funcione como tiene que funcionar".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.