• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Rousseff indicó que en su mandato se logró una importante política externa desde el punto de vista industrial, social y cultural con Latinoamérica y África.

Rousseff indicó que en su mandato se logró una importante política externa desde el punto de vista industrial, social y cultural con Latinoamérica y África. | Foto: Psuv.org.ve

Publicado 31 agosto 2017
teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

La exmandataria brasileña, Dilma Rousseff, aseguró que los grandes golpes son realizado por "el grupo amigo del dinero" que se preocupa por el 20 por ciento del país.

La presidenta constitucional de Brasil, Dilma Rousseff, denunció este jueves las acciones realizadas por el Gobierno de facto liderado por Michel Temer, que asumió la presidencia del país tras el golpe parlamentario ejecutado el 31 de agosto de 2016.

En un acto realizado en Río de Janeiro (sureste) contra el Gobierno de facto de Michel Temer con motivo de cumplirse un año del impeachment, Rousseff aseguró que actualmente no se da ninguna importancia al pueblo brasileño. Aunque la población es quien elige a los senadores, "pensar que no tienes que ayudar a la población es una ceguera", indicó.

 

 

Como consecuencia del golpe, Rousseff comentó que no se podía evitar una crisis en el país. Además, indicó que tuvieron dificultades en hacer los procesos de inclusión más simples debido a que, cuando el exmandatario Luis Inácio Lula da Silva llegó al poder, se encontraron con diversos problemas sociales, como pocas escuelas, una infraestructura social pésimamente distribuida y la concentración de la riqueza en los sectores más ricos de la sociedad.

Sin embargo, expresó que se enfrentaron a la desigualdad social, "con los ingresos hicimos el llamado programa de bolsa de familia, el cual cambiaron". Agregó que no era bien visto defender los programas pues era "como si la desigualdad fuese un parámetro para sustentar la comparación entre méritos y personas".

 

 

Rousseff recordó que la posibilidad de adquirir una vivienda en Brasil es para personas que ganan 1.200 reales, pero "muchos no tienen esos ingresos, pero ellos vieron los subsidios abiertos para obtener las casas como una acción completamente improductiva, innecesaria, poco eficiente porque se gastaban los recursos del Estado", fustigó.   

La exmandataria explicó que los proyectos sociales en Brasil deben ser masivos o serán ineficaces socialmente. "Es grave quitarles la ayuda a los pobres, y hoy el presupuesto para la educación y la salud se disminuye", afirmó.

>> ¿Qué ha pasado en Brasil tras un año del golpe de Estado?

"No queremos pagar el pacto que dice que en cualquier crisis hay costos, incluso, cuando no hay crisis hay un conflicto de distribución entre los sectores sociales. Es imposible salir de la crisis sin recursos y hay una discusión sobre la elevada carga tributaria para trabajadores de la clase media", puntualizó Rousseff.

Por otro lado, habló sobre la amenaza de colocar tropas en Venezuela y aseguró que "ese movimiento acabará en la masacre de los venezolanos y eso es muy grave para la región". Añadió que la oposición venezolana entrará en un modo no violento, pero si cuentan con el apoyo de Estados Unidos se tornará una responsabilidad y "discutir si la oposición es buena o si (Nicolás) Maduro es un dictador es una tentativa de considerarnos imbéciles", expresó.

A un año del golpe parlamentario en Brasil, los movimientos sociales exigen elecciones directas para elegir un nuevo presidente, debido a que han denunciado y rechazado el Gobierno de facto ante las acusaciones de corrupción a gran parte del Gobierno y a la mayoría de los parlamentarios que votaron contra la presidenta constitucional de Brasil.

>> Rousseff encabezará acto contra Temer tras un año del golpe en Brasil


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.