• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las tormentas de nieve fueron una consecuencia de la cola de un ciclón que sacudió la costa india unos días antes. Un cambio repentino del tiempo atrapó a los montañeros por sorpresa. (Foto: Archivo)

Las tormentas de nieve fueron una consecuencia de la cola de un ciclón que sacudió la costa india unos días antes. Un cambio repentino del tiempo atrapó a los montañeros por sorpresa. (Foto: Archivo) | Foto: EFE

Publicado 20 octubre 2014

Por lo menos 39 personas, inclusive escaladores de Canadá, India, Israel, Eslovaquia, Polonia y Japón, murieron por la furia de los elementos que se desencadenaron sobre los Himalaya la semana pasada.

Nepal puso fin este lunes a las operaciones de rescate en las montañas después de afirmar que todos los montañistas que quedaron atascados por una serie de ventiscas y avalanchas están a salvo.

Por lo menos 39 personas, inclusive escaladores de Canadá, India, Israel, Eslovaquia, Polonia y Japón, murieron por la furia de los elementos que se desencadenaron sobre los Himalaya la semana pasada, sobre todo en la popular ruta del Annapurna. Las autoridades dijeron que rescataron a 407 personas, de ellas 226 extranjeros.

Los últimos vuelos de helicópteros de rescate en los distritos de Mustang, Manang y Dolpa se cumplieron el lunes, afirmó Yadav Koirala, de la División de Gestión de Desastres. Todas las muertes se produjeron en esos distritos, situados al noroeste de la capital, Katmandú.

"Creemos que todos los montañistas y guías han recibido ayuda, y hasta donde sabemos no hay más gente varada en la ruta", dijo Koirala, añadiendo que algunos soldados acamparían en partes de la zona afectada.

Hasta ahora se ha identificado 35 cadáveres.

Los cuerpos de doce de ellos, montañistas y guías, fueron transportados a Katmandú el lunes, hasta la morgue del Hospital T.U. Teaching para practicar autopsias.

Las tormentas de nieve fueron una consecuencia de la cola de un ciclón que sacudió la costa india unos días antes. Un cambio repentino del tiempo atrapó a los montañeros por sorpresa.

La mayoría de las víctimas estaban en o cerca de la ruta del Annapurna, una serie de recorridos de 220 kilómetros (140 millas) en torno a la montaña. El lugar donde se produjeron más muertes fue la zona del paso Thorong La, uno de los puntos más altos del circuito.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.