• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El producto se comercializaba a través de una fundación a cambio de una “donación” para proseguir con las investigaciones.

El producto se comercializaba a través de una fundación a cambio de una “donación” para proseguir con las investigaciones. | Foto: EFE (referencial)

Publicado 11 abril 2017

Los profesores universitarios se aprovechaban de su reconocimiento académico para estafar a las víctimas. Una de ellas llegó a pagar 25.600 euros.

Dos profesores de la Universidad de las Islas Baleares (UIB) y tres colaboradores fueron detenidos en España por presuntamente vender falsos medicamentos contra el cáncer, por un valor de 600.000 euros, informó este martes la policía.

"Hay más de una decena de denuncias de víctimas que compraron esta sustancia", indicó en un comunicado la policía. Una de ellas pagó “25.600 euros para la cura de su hija".

Las cinco personas fueron arrestadas el pasado 6 de abril, declararon ante el juez y quedaron en libertad con cargos, explicó un portavoz de la policía de Palma de Mallorca, en las islas Baleares, a la AFP.

Los sospechosos aprovecharon "el reconocimiento académico y profesional que sus puestos les otorgaba" para promocionar "su milagroso producto anticancerígeno", agregó el portavoz. Pero solo se trataba de "un placebo" no autorizado para la venta.

La sociedad fue creada en 2006 para comercializar los resultados del estudio que ofrecía tratamiento para tumores cerebrales. En un video se observa al presidente de la sociedad explicando que el tratamiento supone un beneficio importante para pacientes con "tipos de cáncer que hoy en día no tienen solución terapéutica satisfactoria".

El producto se comercializaba a través de una fundación a cambio de una “donación” para proseguir con las investigaciones. Asimismo, los detenidos buscaban vender un falso medicamento contra el Alzheimer.

En abril de 2016, la UIB recibió una denuncia por escrito, que remitió a la Fiscalía. Los rumores iniciaron en 2011, pero fue en julio de 2015 que la jefa del Servicio de Oncología del Hospital Universitario de Son Espases contactó al rector para mostrar su preocupación por la venta del medicamento a pacientes de cáncer, sin embargo, se retractó y no los denunció.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.