• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El Congreso de Estados Unidos tiene engavetada actualmente la reforma migratoria. (Foto: Archivo)

    El Congreso de Estados Unidos tiene engavetada actualmente la reforma migratoria. (Foto: Archivo)

Publicado 5 febrero 2014

Los legisladores de la derecha republicana en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, descartaron este miércoles que se aborde este año una reforma migratoria en la Cámara de Representantes.

Entre los argumentos, los legisladores insistieron que el Partido Republicano debería esperar hasta el año próximo, cuando podría tener mayoría también en el Senado. Al respecto, los líderes republicanos en la cámara baja revelaron la semana pasada los principios que los rigen en cuanto a la reforma migratoria.

Estas revelaciones, dieron esperanzas tanto a los promotores de una reforma migratoria como al gobierno del presidente Barack Obama de que los primeros cambios en las leyes del país en tres décadas podrían producirse en los próximos meses.

Varios de los conservadores se mostraron firmes en que la Cámara no debe hacer nada sobre el tema en 2014, un año de elecciones intermedias en que el Partido Republicano busca ganar seis escaños en el Senado para lograr la mayoría y controlar también esa cámara.

"Pienso que es un error que tengamos una batalla interna en el Partido Republicano este año sobre la reforma de inmigración", dijo el representante por Idaho Raúl Labrador, citado por AP.

Señaló además que considera que el Senado en 2014, debería resolver primero ciertos asuntos económicos para luego atender el asunto de inmigración.

Por su parte, el representante texano Joe Barton, dijo que todavía no había llegado el momento de colocar la reforma al frente de la agenda legislativa, y agregó que los republicanos deberían utilizar los principios para comenzar a dialogar con los hispanos.

Vale recordar, que el Senado aprobó en junio un proyecto de ley bipartidista que fortalecería la seguridad en la frontera, proporcionaría medidas de aplicación de la ley y ofrecería un camino a la ciudadanía a aproximadamente 11 millones de inmigrantes que viven en Estados Unidos sin permiso de estancia.

Sin embargo, esta medida se ha estancado en la Cámara de Representantes, cuyo presidente John Boehner y otros líderes han rechazado un enfoque integral, ya que prefieren abordar el asunto de manera fragmentada.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.