• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Opositores marcharán en las principales ciudades del país.

Opositores marcharán en las principales ciudades del país. | Foto: Archivo

Publicado 13 marzo 2016

Oposición marchará en unas 483 ciudades del país para exigir la renuncia de la mandataria brasileña.

La derecha brasileña ha decidido convocar para este domingo una serie de manifestaciones en contra de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff y el exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula Da Silva, en momentos en los que ambos son víctimas de una campaña sucia que busca empañar la imagen de ambas figuras políticas.

Para medir su fuerza la oposición convocó protestas en unas 438 ciudades del gigante suramericano, en donde esperan reunir a más de un millón de personas que pedirán la renuncia a la mandataria Dilma Rousseff,  acción que justifica que no existe base para pedir el impeachment.

La jornada también es propicia para arreciar en contra del expresidente Luiz Inácio Lula Da Silva, quien está siendo acusado por la justicia brasileña por supuesto lavado de dinero, un juicio que es cuestionado por no tener base jurídica. Además, se hace en momentos en los que el líder brasileño mantiene un amplio respaldo del pueblo y ha expresado su deseo de postularse nuevamente a la presidencia.

>> Jueza afirma que viabilidad de acusación contra Lula tardará

De acuerdo con los organizadores, la mayor concentración se espera en Sao Paulo, sureste de Brasil, principal bastión de la oposición.

Sin embargo, la actividad comenzará con protestas en grandes centros como Brasilia, Rio de Janeiro y Belo Horizonte.

El representante del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) en la Cámara de Diputados, Antonio Imbassahy, manifestó que será una gran manifestación popular.

>> Los objetivos ocultos de la acusación contra Lula da Silva

Rousseff exhortó a que las protestas contra su gobierno se desarrollen de forma pacífica. "Hago un llamamiento para que no haya violencia. Creo que todas las personas tienen derecho a salir a la calle. Ahora, nadie tiene derecho a crear violencia. Nadie. De ningún lado", afirmó la mandataria.

"Yo viví en un momento en el que si te manifestabas, ibas preso. Si discrepabas, ibas preso. Ahora no. Vivimos un momento en el que las personas pueden manifestarse, pueden exteriorizar lo que piensan. Y eso es algo que tenemos que preservar", insistió.

En Contexto
Desde que salió a la luz pública el caso de corrupción en Petrobras, la oposición brasileña pretende vincular a la presidenta Dilma Rousseff y a los miembros del PT en este caso para solicitar su destitución.
A juicio del periodista y sociólogo brasileño Laurindo Leal, la derecha de su país está jugando todas sus cartas para sacar del poder al Partido de los Trabajadores (PT), tras el anuncio hecho por el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva de volver a lanzarse como candidato en las próximas elecciones presidenciales.
La oposición implementa acciones como querer vincular a Rousseff y a Da Silva en el caso de corrupción de Petrobras, pero sus acciones no han salido como lo esperaban.  Así quedó demostrado luego de que la comisión parlamentaria brasileña, encargada de la investigación de corrupción en la petrolera estatal, eximiera a ambos líderes de toda responsabilidad en el caso al no encontrar pruebas en su contra. 

>> Policía de Sao Paulo amedrenta manifestación en apoyo a Lula


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.