• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Solís aseguró que cumplirá con su promesa de cambiar las formas de gobernar y realizará una gestión transparente (Archivo)

Solís aseguró que cumplirá con su promesa de cambiar las formas de gobernar y realizará una gestión transparente (Archivo) | Foto: Archivo

Publicado 29 agosto 2014

El mandatario nacional analizó el funcionamiento de las instituciones públicas y detectó numerosas fallas relacionadas con la toma de decisiones y la incapacidad de gestión por parte de sus encargados.

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, presentó el jueves un balance sobre sus primeros cien días de gestión; acto donde solicitó paciencia para aplicar las reformas prometidas durante la campaña electoral.

"En las últimas décadas hemos sido gobernados con irresponsabilidad. Muchas veces, quienes gobernaron, violaron la constitución y la ley. El país se nos fue hundiendo en una espiral de corrupción e ineficiencia” señaló el jefe de Estado durante su discurso.

Solís explicó que durante los primeros cien días de su gestión se dedicó al análisis del funcionamiento en las instituciones públicas y detectó una “ impresionante falta de capacidad de gestión y de postergación de decisiones”.

De igual forma el mandatario nacional agregó: “Hay un desorden inimaginable, una irresponsabilidad insospechada y esto produce corrupción, corrupción y más corrupción. Urge encontrar soluciones concretas y efectivas porque la irresponsabilidad y las sinvergüenzadas no pueden seguir siendo toleradas”.

En ese sentido aseguró que cumplirá con su promesa de modificar “la forma de gobernar”, no sin destacar que como cualquier otro gobierno enfrenta resistencia política a la cual no duda que podrá superar.

“Sacaremos la tarea, pero para que ello sea posible, reclamo generosidad y mesura, dureza pero objetividad en la crítica. A las cúpulas de poder les digo: déjenme gobernar y avanzar con el mandato recibido de mi pueblo”.

Algunos de los puntos priorizados por Solís fueron la aplicación correcta de la ley anticorrupción, el déficit fiscal; además de la redistribución actual de la riqueza.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.