• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El dictador panameño Manuel Noriega fue extraditado en 2011 y en la actualidad cumple condena por vinculación en varios casos de homicidios durante su mandato (Foto: archivo)

    El dictador panameño Manuel Noriega fue extraditado en 2011 y en la actualidad cumple condena por vinculación en varios casos de homicidios durante su mandato (Foto: archivo)

Publicado 9 enero 2014

El gobierno panameño ordenó y ejecutó este jueves la demolición de una mansión que fue propiedad de expresidente y dictador, Manuel Antonio Noriega, que se encontraba desocupada desde la invasión estadounidense a ese país ocurrida en 1989 con la intención de derrocarlo del poder.

Este proceso fue llevado a cabo por una retroexcavadora, que se encargó de derribar todos los muros de la vivienda, que estaba ubicada al sureste de la capital panameña; su valor alcanzó en 2,5 millones de dólares y había sido puesta en venta en repetidas oportunidades por el gobierno sin encontrar algún comprador.

Algunas de las razones esgrimidas por autoridades gubernamentales para concretar el proceso fueron el estado de abandono del inmueble, que lo convirtió en potencial criadero de mosquitos transmisores del dengue (Aedes aegipty), ratas y presunto refugio de bandas delictivas.

“Creo que esta casa debió ser demolida hace tiempo no sólo por el dengue, sino porque había un criadero de ratas y otras cosas más” manifestó este jueves el mandatario Ricardo Martinelli, quien había propuesto hace meses el levantamiento de un museo conmemorativo a las víctimas de la dictadura de, que transcurrió entre 1968 y 1989.

Noriega, quien fue jefe de Gobierno entre 1983 y 1989 cumple condena en Panamá por varios casos de homicidios luego de ser extraditado desde Francia en el año 2011. Esta propiedad confiscada por el Estado panameño era uno de los reclamos por parte de los abogados del dictador.

Por su parte, la hija del dictador, Thays Noriega rechazó el hecho a través de su cuenta en Twitter con el siguiente mensaje: “Qué manera de deslucir los actos del 9 de enero con un exabrupto jurídico”. Mientras que el exasesor político de Noriega, Mario Rognoni declaró a una agencia de noticias “Eso es una infamia y una medida impulsiva del Ejecutivo”, quien agregó que de acuerdo con informaciones provenientes del Ministerio de Salud de ese país, el lugar era mantenido por la autoridades, razón por la cual, desde su criterio, no se explica la demolición.

Panamá celebró este jueves el Día de la Soberanía Nacional por los eventos ocurridos el 9 de enero de 1964, donde 23 personas perdieron la vida en enfrentamientos con soldados norteamericanos por reclamos soberanos sobre el Canal de Panamá, ruta comercial dominada por Estados Unidos durante varios años.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.