• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Se permite el envío de libros accesibles de persona a persona sin pasar por las organizaciones de personas ciegas. (Foto: Archivo)

Se permite el envío de libros accesibles de persona a persona sin pasar por las organizaciones de personas ciegas. (Foto: Archivo)

Publicado 7 marzo 2014

Una mujer de Nuevo México presentó una demanda contra agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por su sigla en inglés) por someterle a un período de seis horas de inspección brutal e inhumana, según informa el periódico ˈEl Pasoˈ.

La mujer de 54 años de edad, se ha querellado también contra el centro médico de la Universidad de El Paso, donde fue sometida a una evacuación intestinal, un examen con espéculo, una tomografía computarizada, entre otros.

Así mismo, ha pedido una indemnización por el trauma sufrido tras destacar que en el hospital donde se le realizó los intensos exámenes le mandó una factura de cinco mil dólares por los “servicios que le había prestado”. Además la mujer ha insistido en la necesidad de poner fin a las leyes que permiten a los agentes federales y oficiales de la autoridad efectuar cacheos, bajo el pretexto de buscar drogas.

La querella, presentada el miércoles por la Unión Americana de Libertades Civiles ante el tribunal federal de El Paso, ha avivado una polémica discusión sobre las extremas e ilegales medidas que toma el Gobierno contra los que pasan por la frontera.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 14H00, hora local, el 12 de diciembre 2012, cuando la mujer regresaba de ver a una amiga.

Una vez en la entrada, a pesar de haber denunciado con anterioridad el robo de su pasaporte estadounidense, el guardia fronterizo le condujo a una habitación donde fue objeto de una revisión minuciosa.

Al no hallar nada que la incriminara, los guardias decidieron trasladarla al citado hospital para hacerle pruebas y cuando la mujer les preguntó si tenían una orden de detención contra ella, un oficial le respondió que no la necesitaban.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.