• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Con la decisión de EE.UU., el caso vuelve al juzgado que conduce Thomas Griesa. (Foto: Télam)

Con la decisión de EE.UU., el caso vuelve al juzgado que conduce Thomas Griesa. (Foto: Télam)

Publicado 16 junio 2014

Argentina ha demostrado su "vocación de pagar" a los acreedores y no entrará en cesación de pagos pero no aceptará "extorsiones", sostuvo la presidenta Cristina Fernández en su primera reacción tras el fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos que confirma la condena de un pago millonario a fondos especulativos.

"Argentina ha demostrado más que una evidente voluntad de pago. Pero hay diferencia entre negociación y extorsión", dijo la mandataria en un mensaje en cadena de radio y televisión en la que criticó el fallo que dejó el lunes a la nación sudamericana en un clima de incertidumbre y provocó el desplome de su bolsa en 10,09 por ciento.

Fernández indicó que la medida afecta también al "sistema económico y financiero global" sin tomar en cuenta el reclamo de gobiernos como los de Francia, México y Brasil, así como el de "más de cien parlamentarios británicos", en apoyo a la postura argentina.

"Argentina no va a defaultear su duda reestructurada", sentenció la presidenta tras agregar que "la vocación es pagar, lo cual hemos demostrado pagando todas las obligaciones sin acceder al mercado de capitales".

La Corte de Estados Unidos confirmó un fallo que era considerado como el peor que podía esperar Argentina y que obliga al país a pagar a los grupos financieros NML Capital y Aurelius 1.330 millones de dólares que derivan del colosal 'default' por casi 100.000 millones de dólares de 2001.

La presidenta argentina consideró que el fallo del máximo tribunal estadounidense "es contrario a los intereses del 92 por ciento de los acreedores de la deuda" que aceptaron la reestructuración de los pagos en 2005 y 2010.

"Es absurdo e imposible que un país destine más de la mitad de sus reservas al pago de deudas", señaló ante un eventual caso de que el resto de los acreedores de la Argentina reclamen el mismo trato que los fondos buitre.

La presidenta indicó que "si todos (los acreedores) reclaman significaría pagarles 15.000 millones de dólares: eso es más de la totalidad de las reservas del Banco Central y es absurdo que un país destine mas de la mitad de sus reservas al pago de deudas".

Con la decisión de EE.UU., el caso vuelve al juzgado que conduce Thomas Griesa, quien condenó dos veces a Argentina a pagar mil 470 millones de dólares a los fondos.

Los nueve jueces de la máxima corte estadounidense no emitieron comentarios sobre la decisión, que ratifica una condena adoptada por el tribunal de Nueva York en favor de los fondos especulativos NML Capital y Aurelius, que se negaron a sumarse a las estructuraciones de la deuda soberana argentina.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.