• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Correa asistió a la toma de posesión del nuevo Presidente de Costa Rica (Foto: EFE)

    Correa asistió a la toma de posesión del nuevo Presidente de Costa Rica (Foto: EFE)

  • Ecuador demanda una profunda reforma a los estatutos de la CIDH (Foto: EFE)

    Ecuador demanda una profunda reforma a los estatutos de la CIDH (Foto: EFE)

Publicado 9 mayo 2014

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó este jueves que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se ha convertido en un "instrumento de persecución de los gobiernos progresistas" de América Latina y el Caribe, cumpliendo órdenes de Estados Unidos, país que no ha firmado la Convención pero, paradójicamente, exige su cumplimiento.

"La Comisión se ha transformado en un instrumento de persecución de gobiernos progresistas, es simple novelería influida por el capital detrás de los medios de comunicación y de toda la política anglosajona (estadounidense) que paga por controlar a los demás", comentó Correa.

Luego de asistir a la toma de posesión del presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, Correa presentó un balance de sus siete años de Revolución Ciudadana, en una conferencia celebrada en la estatal Universidad de Costa Rica.

"Estados Unidos ni siquiera ha ratificado la Convención Interamericana de Derechos Humanos y pese a eso, financia y tiene la sede de la Comisión en Washington", denunció el Mandatario ecuatoriano.

En ese sentido, Correa calificó la situación como "una de las clamorosas contradicciones y de los más graves rezagos del neocolonialismo en nuestra América y que muchos no se atreven a decirlo claramente".

Asimismo, el Presidente comentó que su Gobierno está luchando para revertir esa situación, ya que Ecuador figura entre los siete países del continente que han suscrito todos los instrumentos interamericanos de derechos humanos.

El Gobierno de Quito entró recientemente en conflicto con la CIDH, por rechazar las medidas de protección que la entidad concedió a tres opositores prófugos ecuatorianos.

“La CIDH ataca a Ecuador pero guarda silencio sobre asuntos que afectan los intereses de Estados Unidos”, cuestionó Correa.

Por último, el jefe de Estado afirmó que en Ecuador existe "un verdadero Estado de Derecho" en el que "se persiguen delitos, no personas", porque "ya todos somos iguales ante la ley", incluso los medios de comunicación.

La CIDH, con sede en Washington, y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), instalada en Costa Rica, son parte del Sistema Interamericano de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.