• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El desminado humanitario es un proceso exhaustivo que pretende localizar las minas y dejar el territorio seguro.

El desminado humanitario es un proceso exhaustivo que pretende localizar las minas y dejar el territorio seguro. | Foto: EFE

Publicado 4 abril 2016

Cada 4 de Abril se celebra el Día Internacional de información sobre el peligro de las minas y de asistencia para las actividades relativas a las minas 

Las minas antipersona son pequeños explosivos que se encuentran cubiertos bajo tierra. Las mismas han sido diseñadas con el fin de matar o incapacitar a sus víctimas.

A diferencia de otras armas, son accionadas por las propias “víctimas”, es decir, están creadas para hacer explosión cuando una persona tropiece con ellas o las manipule.

Los efectos causados por las minas antipersona son particularmente terribles. Los cirujanos de guerra consideran que las heridas producidas por esta armas son las más difíciles de tratar y los sobrevivientes necesitan largos, costosos y dolorosos tratamientos para su recuperación y permanecen con consecuencias psicológicas y dificultades sociales y económicas.

El auge de la utilización de estas armas en el mundo y la crisis generalizada por las minas antipersona, condujo a que a mediados de 1990, el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, las organizaciones no gubernamentales participantes de la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas (ICBL, por su sigla en inglés), las Naciones Unidas y diversos Estados sumaran esfuerzos para la ejecución de una importante campaña destinada a exponer el sufrimiento causado por las minas antipersona y conseguir apoyo de la opinión pública así como los altos rangos políticos y militares para lograr la prohibición de esas armas.

Estas acciones llevaron finalmente al lanzamiento de negociaciones para la prohibición de armas en 1996. Un año después, el 3 de diciembre de 1997, 121 estados firmaron la Convención sobre la prohibición del empleo de minas antipersonal en Ottawa, Canadá.

La Convención entró en vigor el 1 de marzo de 1999, tras la cuadragésima ratificación. Se constituyó como un antecedente para el derecho internacional humanitario, debido a que por primera vez los Estados acordaron prohibir un arma que se estaba empleando en forma generalizada en todo el mundo.

>> Santos declara quinto municipio libre de minas antipersonas

El tratado logró posteriormente la adhesión de 156 países, es decir, más de tres cuartas partes de los países del mundo se han adherido al tratado y aquellos que están fuera de él han dejado de emplear, producir y transferir minas antipersona progresivamente. Actualmente, gran parte de los Estados Partes han procedido a destruir sus reservas de minas antipersona.

El número de nuevas víctimas por estas armas ha disminuido, según el Comité Internacional de la Cruz Roja, aunque el último informe Monitor de minas terrestres, Landmine Monitor, señala que en los últimos nueve años el uso de minas antipersona por grupos armados no gubernamentales y las víctimas que estas armas ocasionan han alcanzado las cifras más altas.

Desde el año 2005, la Asamblea General de la ONU estableció que todos los años se observara el Día Internacional de información sobre el peligro de las minas y de asistencia para las actividades relativas a las minas, con el objetivo de promover un mundo sin minas y restos explosivos de guerra.  

>> Robot ruso desactivará las minas del Daesh en Palmira

Países en los cuales se realiza el desminado


El desminado es un proceso mediante el cual se detectan y desmarcan áreas peligrosas. Se trata de un trabajo verdaderamente exhaustivo que requiere de mucho tiempo para tratar de todas las minas para que así las áreas de tierra y mar puedan ser utilizadas normalmente.

Colombia ha sido uno de los países que ha iniciado un proceso de desminado luego de haber definido una agenda el año pasado entre el gobierno colombiano y Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (FARC-EP).

 

Es el segundo país del mundo más afectado por las minas antipersona, luego de Afganistán y de las cuales en los últimos 25 años han causado más de 11 mil víctimas, entre muertos y heridos, según la Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal del gobierno colombiano.

Las Naciones Unidas ha respaldado programas de desminado así como programas de atención a los países más afectados tales como Afganistán, Angola, Bosnia y Herzegovina, Camboya, Rwanda, Yemen, Somalia, Uganda, Mozambique, entre otros.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.