• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 8 octubre 2015

Según el jefe negociador del Ejecutivo colombiano, deben ser precisados el alcance y las condiciones de lo pactado el pasado 23 de septiembre. 

El jefe negociador del Gobierno colombiano en los Diálogos de Paz, Humberto de la Calle, se refirió este jueves al pronunciamiento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) en el que responsabilizan al Ejecutivo colombiano de tomar decisiones unilaterales que contravienen lo pactado y entorpecen el proceso de paz.

Pocas horas después del pronunciamiento del grupo, como parte del ciclo 42 de las negociaciones desarrolladas en La Habana, Cuba, De la Calle manifestó que el documento firmado el 23  de septiembre debía ser estudiado por ambas partes, por lo tanto no era un convenio cerrado.

Lea también: FARC-EP denuncian obstrucción en diálogos colombianos de paz

De La Calle aclaró que no se ha aceptado el acuerdo de diez puntos firmados en La Habana como un convenio cerrado, a la vez que señaló que ese y el documento más amplio que contempla 75 puntos, poseen un estatus de “en desarrollo”

En ese sentido, manifestó que el alcance y las condiciones de lo pactado, así como las garantías, deben ser precisadas.

Las declaraciones se producen días después de que las FARC-EP llamaran al Gobierno a la rápida publicación del acuerdo sobre justicia transicional con el propósito de evitar especulaciones o tergiversaciones acerca de su contenido.

Según De La Calle, el acuerdo “aún no se ha resuelto” por lo que exhortó a una reunión entre los juristas que intervienen en la negociación nuevamente. 

El representante colombiano reiteró durante la rueda de prensa el compromiso del Gobierno para alcanzar la paz de ese país.

Las FARC-EP se han mostrado en desacuerdo con el  Gobierno colombiano por actuar unilateralmente en intentar la aprobación de leyes en el Congreso referente a la paz en ese país, sin tomar en cuenta a la otra parte involucrada en el conflicto. 

 

En contexto 

El pasado 23 de septiembre, las FARC-EP y el Gobierno de Colombia, lograron un acuerdo parcial en el proceso de paz en La Habana, Cuba, donde desde 2012 se desarrollan los diálogos de paz. 
Entre los diez puntos preacordados está la dejación de armas, instauración de un Tribunal de Justicia Transicional, respuesta a las víctimas del conflicto, investigar y dar con los responsables sean del Ejército, guerrilla o grupos paramilitares; dar amnistía en algunos casos, cese al fuego y dejación de armas por parte de la insurgencia.
Se prevé que en seis meses sea firmado el acuerdo final de paz, para darle fin al conflicto interno de Colombia que se mantiene desde hace 50 años. 

Comentarios
1
Comentarios
¿No estará tratando de decir (en lenguaje politiquero), que una vez que los guerrilleros depongan las armas, serán, al igual que los de Unidad Patriótica, asesinados?
Nota sin comentarios populares.