• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 20 mayo 2014

El gobierno de Colombia decretó tres días de duelo por los 32 niños que murieron calcinados, el pasado domingo, cuando el bus en el que viajaban en la localidad de Fundación (norte) se incendió.

"El Gobierno Nacional en nombre del pueblo colombiano, manifiesta su profundo dolor por la desaparición de los 32 menores de edad, en los hechos ocurridos el 18 de mayo de 2014 en el municipio de Fundación, en el departamento de Magdalena", informó un comunicado emitido por el Ministerio de Interior.

Santos, que acudió al lugar del accidente el mismo domingo por la noche para reconfortar a las familias, les prometió que se hará justicia.

El lunes se estableció que el bus en que viajaban los menores circulaba de forma ilegal y con sobrecupo. La Fiscalía imputará por "homicidio culposo agravado" al chofer del vehículo, Jaime Gutiérrez, de 56 años, quien carecía de licencia de conducir.

Testimonios

En un velorio quedó convertido el barrio Faustino Mojica, de Fundación (Magdalena), donde vivía la mayoría de los 32 niños que murieron incinerados el domingo en un bus que los transportaba hacia sus casas, relató el portal web del diario El Tiempo.

El lunes, por sus calles sin pavimentar solo se escuchaba el llanto. En una de sus casas, Ana, de 65 años, lloraba la pérdida de cinco niños de su casa: Tres nietos (de dos, cuatro y cinco años) y dos sobrinas (de siete y 13 años).

Ella recuerda que el domingo, un bus viejo pasó a recoger a cerca de 20 niños de casas vecinas para llevarlos a la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia, en compañía de su hermana Rosiris Hernández, de 42 años, quien resultó herida en la tragedia.

Ella había convidado, el día anterior, a los niños de la cuadra para que asistieran a un culto especial.

“Mi hermana se congrega en esa iglesia desde que falleció su hija, el 16 de diciembre pasado. Ella cogió ir al culto para pasar el dolor con sus dos hijos”, contó Ana, quien aseguró que le extrañó que no fuera por los niños una buseta nueva, como siempre ocurría.

Indemnización

Las familias de los menores recibirán 12,3 millones de pesos (unos seis mil 200 dólares) de indemnización por cada niño fallecido, además de otros tres millones de pesos (mil 500 dólares) por gastos funerarios, explicó el ministro de Salud, Alejandro Gaviria.

También estarán cubiertos los gastos de hospitalización de los menores que quedaron heridos en el accidente.

El domingo, más de 50 niños -con edades de entre los tres y los 12 años- viajaban en bus de vuelta de un servicio religioso cuando se desató el incendio, que según las autoridades fue resultado de una imprudencia del conductor.

Aún 13 menores seguían hospitalizados este martes, la mayoría de ellos con severas quemaduras en el cuerpo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.