• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó cargos de espionaje industrial contra cinco militares chinos (Foto: AP)

    El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó cargos de espionaje industrial contra cinco militares chinos (Foto: AP)

Publicado 27 mayo 2014

Un informe del Centro de Investigaciones de Internet de China publicado el lunes, señala una serie de acusaciones de este país contra el gobierno de Estados Unidos. Dicho documento destaca, entre varios aspectos, la puesta en marcha de una campaña sin escrúpulos y ataques informáticos a gran escala contra el Gobierno y las empresas chinas.

"Vigilancia sobre el espionaje de Estados Unidos" es el título del documento que se publica una semana después de que Washington acusara a cinco oficiales chinos del Ejército de Liberación Popular (ELP) de llevar a cabo operaciones de espionaje industrial contra las empresas americanas.

El documento cita varios artículos de periódicos de Europa y EE.UU. basados en las filtraciones del extécnico de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Edward Snowden, así como datos propios del Gobierno chino, para criticar a Washington.

"Las operaciones de ciberespionaje de EE.UU. han ido mucho más allá del marco legal racional contra el terrorismo y han expuesto su cara más repulsiva: la búsqueda del interés propio aunque esto suponga un total desprecio por la integridad moral", señala el documento.

En este mismo sentido, el informe también añade que el espionaje "ha incumplido de forma flagrante las leyes internacionales, ha incidido en los derechos humanos y ha amenazado la seguridad mundial" y detalla que China ha sido uno de los principales objetivos de las prácticas de la NSA.

Citando las filtraciones de Snowden, el organismo asegura que la vigilancia estadounidense tuvo por objetivo al Gobierno chino y sus líderes, empresas estratégicas, centros de investigación científica, universidades y usuarios ordinarios de Internet y de teléfonos móviles.

En concreto, se especifica que los principales afectados fueron los gigantes de telecomunicaciones Huawei y Tencent, el Ministerio de Comercio y el de Asuntos Exteriores, entre otros objetivos.

El organismo insta a Estados Unidos a "dar explicaciones por sus prácticas de espionaje masivo y a cesar las operaciones que supongan una infracción grave a los derechos humanos".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.