• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"No pueden pisotear la dignidad de Venezuela y pretender que nos hagamos los locos", dijo el jefe de Estado. (Foto: teleSUR)

"No pueden pisotear la dignidad de Venezuela y pretender que nos hagamos los locos", dijo el jefe de Estado. (Foto: teleSUR)

Publicado 4 abril 2014

Alrededor de dos mil 700 militares brasileños reemplazarán a los policías que ocupan, desde hace casi una semana, las favelas del “Complexo da Maré” en Rio de Janeiro (sureste), a menos de tres meses de la celebración del mundial de fútbol, y se mantendrán allí hasta pasada la final de torneo.

El Complexo da Maré es un territorio de 10 kilómetros cuadrados y 130 mil habitantes, considerada una de las zonas más peligrosas de Río y situada cerca del aeropuerto internacional de Galeao, punto estratégico de la ciudad controlado por facciones rivales de narcotraficantes.

La agencia EFE reseñó que sus 15 favelas bordean las principales rutas de acceso que conectan el centro de Rio con los suburbios de esta ciudad de 6,3 millones de habitantes y que totaliza 12 millones con toda su poblada área metropolitana.

Está previsto que por estas rutas transiten decenas de miles de turistas durante la Copa del Mundo de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), a celebrarse entre el 12 de junio y el 13 de julio de este año.

Las autoridades detallaron que ocupación militar de estas barriadas será realizada por dos mil 050 hombres de la Brigada de Infantería Paracaidista, 450 de la Marina y 200 de la Policía Militar. En tanto, la fuerza aérea podrá ayudar, en caso de ser necesario.

El pasado domingo 30 de marzo, al menos mil 500 policías y militares, apoyados por 15 vehículos blindados y helicópteros, ocuparon en 15 minutos y sin resistencia este feudo del narcotráfico.

Ahora, la llegada de los militares a la Maré será este sábado, a una hora aún no revelada, y prevé la utilización de coches blindados del Ejército y la Marina, además de vehículos de transporte y logística, motocicletas y aeronaves. La ocupación continuará hasta el 31 de julio, o incluso más si así lo solicita el Gobierno regional.

Desde 2008, pensando en el Mundial y los Juegos Olímpicos Río 2016, las autoridades han ocupado decenas de favelas e instalado 38 Unidades de Policía Pacificadora (UPP), que vigilan 174 de estas barriadas pobres, con un personal de nueve mil 500 efectivos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.