• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Los manifestantes criticaron el proyecto Eléctrico Territorial que supuestamente viola el territorio de los pueblos autóctonos. (Foto: elperiodico.com)

    Los manifestantes criticaron el proyecto Eléctrico Territorial que supuestamente viola el territorio de los pueblos autóctonos. (Foto: elperiodico.com)

Publicado 7 marzo 2014

Miles de campesinos e indígenas guatemaltecos desbordaron las calles de la capital este jueves para exigirle al Gobierno Nacional la nacionalización de la energía eléctrica y para que la Corte Constitucional (CC) derogue un acuerdo gubernativo para la extensión del servicio eléctrico que supuestamente viola el territorio de los pueblos autóctonos.

La marcha pacífica coincidió con una audiencia en la CC, la máxima instancia judicial del país, para conocer un recurso que busca derogar el acuerdo gubernativo que da vida al Proyecto Eléctrico Territorial (PET), que tiene como objetivo expandir el servicio eléctrico a unos 75 municipios rurales que carecen del mismo.

El abogado Ramón Cadenas, de la Comisión Internacional de Juristas para Centroamérica y representante de 29 comunidades y entidades campesinas, dijo que el Ejecutivo se excedió en sus funciones porque el facultado para emitir ese acuerdo era el Congreso; al tiempo que resaltó que “las comunidades “no se oponen al desarrollo sino al modelo que se les quiere imponer” para tener acceso a la energía.

Aseguró que en el PET se incluye una cláusula que obliga a los propietarios a ceder tierras para la construcción de torres por donde debe pasar el tendido de la transmisión eléctrica.

El amparo fue promovido por la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (Cnoc), entidad que considera que el acuerdo viola el derecho de propiedad de los pueblos indígenas, el derecho de consulta popular para megaproyectos y la autonomía municipal.

Sin embargo para el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, la suspensión del Proyecto de Electrificación Territorial (PET) significaría un retroceso para el país porque implicaría dejar de construir líneas de transmisión en una longitud de 800 kilómetros que llevarían el servicio a millones de habitantes

“Sería un grave retroceso para el país que no se pudiera continuar con el proyecto de electrificación a nivel nacional, si estamos hablando de competitividad, atraer inversiones y generar oportunidades de empleo, tenemos que dar pasos importantes para tener las características de competitividad, y esta es una de ellas”, indicó.

Desde 2010, la empresa Transportadora de Energía de Centroamérica S.A., subsidiaria de la colombiana Energía de Bogotá (EEB), desarrolla el PET con una inversión de 374 millones de dólares.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.