• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Un estudio publicado en Brasilia en 2013 revela que el 85 por ciento de los abusos sexuales ocurren en la residencia de la victima o el agresor (Foto: Archivo)

    Un estudio publicado en Brasilia en 2013 revela que el 85 por ciento de los abusos sexuales ocurren en la residencia de la victima o el agresor (Foto: Archivo)

Publicado 2 abril 2014

La periodista de 28 años, Nana Queiroz, egresada de la Universidad de Sao Paulo, inició a través de las redes sociales un movimiento llamado “No merezco ser violada”, en respuesta a un estudio del Instituto de Investigación de Economía Aplicada; que revela que el 65 por ciento de los hombres brasileños considera que las mujeres con pocas prendas de vestir merecen ser atacadas sexualmente.

“Desde que comencé la campaña he recibido varios testimonios de mujeres, hombres y adolescentes que han sido víctimas de abuso sexual. Es increíble cómo estas historias tienen fuerza, mucha más fuerza que los números” destacó Queiroz en relación con su iniciativa.

De igual forma aclaró: “Lo que he observado es que una violación no ocurre por lo general en la noche en un callejón oscuro”. En ese sentido señala que un sondeo realizado el año anterior en Brasilia, capital del país, indica que más del 85 por ciento de las violaciones ocurren en el domicilio de la víctima o su agresor.

En relación con este punto, la Ley Ordinaria Federal No. 12.015 de 2009, que enmendó el Código Penal Brasieño; considera la violación como “cualquier acto sexual u otro acto lascivo con alguien a través de fraude u otros medios que impidan u obstaculicen la libre expresión de la voluntad de la víctima”.

Sobre este punto, Queiroz exige que la ley se aplicada con severidad; y descarta que medidas como la castración y la pena de muerte resulten una solución efectiva a la problemática.

“El trabajo debe concentrarse en educar a los hombres para no violen, a las mujeres para que denuncien, a los policías para que no culpen a las víctimas y a familiares para que no encubran los casos de abuso entre parientes” sugiere la periodista.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.