• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Presidente de Siria, Bashar al-Assad. (Foto: Archivo).

Presidente de Siria, Bashar al-Assad. (Foto: Archivo).

Publicado 6 junio 2014

La condena a cadena perpetua dictada este viernes por un tribunal de Suiza contra el exjefe de la Policía guatemalteca Erwin Sperisen, señalado como coautor de seis asesinatos y autor directo de otro en 2006, contó con el respaldo de dirigentes de Derechos Humanos y el rechazo de otros sectores.

El Ministerio Público (MP) de Guatemala, indicó mediante un comunicado que ese organismo "colaboró con el proceso" en contra del exjefe de la Policía Nacional Civil (PNC), al proveer 90 testigos, 15 peritajes y 120 documentos que respaldaron la acusación.

De su lado, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) aseguró que respeta la jurisdicción de Suiza con respecto al veredicto.

La Cicig expresó en un comunicado que junto al MP, espera la resolución de un recurso interpuesto ante los tribunales guatemaltecos "contra el sobreseimiento que benefició a otros de los procesados".

En tanto, el director de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG), Nery Rodenas, afirmó en un mensaje en su cuenta de red social Twitter, que se hizo justicia con la condena y que además se evidenció "la existencia de cuerpos paralelos de seguridad".

Sin embargo, el abogado Francisco Palomo, quien representa al exministro de Gobernación (Interior), Carlos Vielman, acusado por cargos similares pero en España, rechazó la condena y aseguró que apelarán la misma.

Palomo argumentó que la sentencia tuvo lugar debido a la presión de grupos de derechos humanos y de organismos internacionales.

Erwin Sperisen, que también tiene la nacionalidad suiza, fue condenado en Ginebra por su responsabilidad directa en la muerte de un reo y su participación en el asesinato de los otros seis. El exjefe de la PNC (2004-2008) escapó a Suiza en 2007 pero al no ser posible su extradición, fue procesado bajo una ley que permite enjuiciar a ciudadanos suizos por crímenes cometidos fuera del país.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.