• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Mijail Bogdanov (Foto: Archivo)

Viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Mijail Bogdanov (Foto: Archivo)

Publicado 7 febrero 2014

El presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, rechazó la postura política que han tomado algunos presidentes de derecha en relación a los Juegos Olímpicos de invierno en Sochi, Rusia, que comienzan este viernes. El mandatario estadounidense Barack Obama fue el primero en anunciar que no acudiría al país organizador de los Juegos.

Los atletas no deben llevar un peso político en sus hombros, enfatizó Bach, y aseguró que cada dirigente político puede decidir por sí mismo cómo apoyar a los participantes de su país.

Además de Obama, otros presidentes han declarado que no asistirán a los Juegos Olímpicos en el país que lidera el dignatario Vladimir Putin, entre ellos, el presidente de Francia, Francoise Hollande y el primer ministro de Reino Unido, David Cameron.

El jefe del COI afirmó estar "absolutamente seguro" de que el presidente Vladimir Putin, que hizo de los Juegos una prioridad, respetaría las reglas olímpicas en la ceremonia de apertura.

"Y lo hará como todos lo han hecho, salvo uno, que violó en la época la Carta Olímpica. Fue en Salt Lake City en 2002 (el presidente de Estados Unidos de entonces George W. Bush)", señaló Thomas Bach.

Por su parte, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, hizo un llamado de reflexión a los presidentes que ligan los asuntos políticos con el deporte: “Es un momento de paz, armonía, respeto y entendimiento mutuo. Por eso los 193 miembros de la Asamblea General de las Naciones Unidas apoyaron unánimemente que todas las partes en conflicto deben deponer sus armas al menos durante el período festivo y armonioso de los Juegos Olímpicos".

En contraste, los dirigentes de: Ucrania, Viktor Yanukóvich; China, Xi Jinping; Turquía, Recep Tayyip Erdogan y el secretario general de la ONU, sí confirmaron su asistencia a los Juegos Olímpicos de Invierno, que son los más caros de la historia en su categoría con una inversión de 50 mil millones de dólares.

El primer mandatario de Rusia ha asegurado que a los Juegos Olímpicos, en los que participarán casi 6 mil deportistas de 88 países, están invitados todos los amantes del deporte en el mundo, sin excepción. Asimismo aseguró que harán todo lo necesario para hacer de Rusia un país hospitalario a los visitantes.

Los últimos Juegos Olímpicos organizados en Rusia fueron los de Verano hace 34 años (1980) y la última experiencia como país organizador fue el año pasado con el Campeonato Mundial de Atletismo y la Universiada en Kazán, evento que supuso una inversión del Gobierno ruso de cuatro mil 500 millones de dólares, para construir 30 de los 64 inmuebles que se utilizaron.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.