• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 11 junio 2014

El gasto público en salud y educación se encuentran entre las líneas que más han crecido, afirmó la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien se ha prometido castigar los casos de corrupción.

La mandataria defendió los costes de organizar el mundial de fútbol, y aseguró que en los últimos tres años el país ha gastado 212 veces más en salud y en escuelas que en los estadios, a pesar de las críticas que han hecho los manifestantes.

El país suramericano ha gastado cerca de 11 millones de dólares en el Mundial, por lo que Rousseff afirmó que eso traerá beneficios a largo plazo para esa nación.

"Nosotros hicimos todo esto para los brasileños", ha añadido la mandataria, reiterando que las obras públicas implementadas para el torneo "no se irán en las maletas de los turistas".

Asimismo, ha asegurado que se está realizando una auditoria en la que se incluyen todos los gastos y ha prometido castigar cualquier hecho de corrupción. "Si se demuestra cualquier irregularidad (...) los responsables serán castigados", ha declarado.

A menos de 48 horas de iniciarse el esperado Mundial Brasil 2014, la mandataria pidió que se dé una calurosa bienvenida a los hinchas que provienen de los diferente países.

Este jueves 12 de junio será inaugurado el Mundial Brasil 2014 en el estadio Arena Sao Paulo, a las 16h00 local (19h00 GMT). El evento reunirá a 32 selecciones del mundo entero, que se disputarán el trofeo más importante en el ámbito deportivo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.