• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Múltiples protestas contra el Mundial se han realizado, en exigencia de reivindicaciones sociales (Foto:AFP)

    Múltiples protestas contra el Mundial se han realizado, en exigencia de reivindicaciones sociales (Foto:AFP)

Publicado 23 mayo 2014

El Gobierno de Brasil desplegará a 157 mil policías y soldados para garantizar la seguridad durante el Mundial, que se celebrará en 12 ciudades del país entre el 12 de junio y 13 de julio, anunciaron este viernes fuentes oficiales.

Celso Amorim y José Eduardo Cardozo, ministros de Defensa y de Justicia, respectivamente, indicaron que el plan de seguridad del evento deportivo incluye a 10 mil efectivos de la Policía y a 57 mil más de los tres componentes de las Fuerzas Armadas, cuya actuación será coordinada por esos despachos, con ayuda del Ministerio de la Presidencia.

"Es un plan preparado y ya ejecutado (en algunas áreas) en los últimos años y que es fruto de una excelente planificación", dijo Cardozo, quien aseguró que las Fuerzas Armadas, así como las Policías federales y regionales, actuarán totalmente integradas.

Según los ministros, habrá un gran centro de coordinación en Brasilia, que estará en comunicación permanente con otros que serán instalados en las otras once ciudades sedes del Mundial.

Cada una de las 32 selecciones que participan en la Copa Mundial podrá enviar al país a un máximo de 7 policías, que trabajarán en coordinación con los organismos de seguridad brasileños, indicó Cardozo.

En relación a la posibilidad de protestas durante el Mundial, similares a las que el año pasado marcaron la Copa Confederaciones de la FIFA, Cardozo y Amorim coincidieron en que esperan, de darse el caso, que estas sean pacíficas.

"Nuestra sensación es que las manifestaciones serán menores, pero estamos preparados para todo", indicó Cardozo.

Protestas por el Mundial

Grupo sociales convocaron a una manifestación en Sao Paulo y Río de Janeiro el pasado viernes, sedes principales del Mundial a realizarse en junio, donde la noche anterior las fuerzas policiales dispersaron una marcha debido a los actos de vandalismos cometidos por un grupo minoritario, pertenecientes a los denominados Black blocs.

En Río de Janeiro, donde se realizarán siete partidos de fútbol, incluida la final de la Copa, mil 300 estudiantes se concentraron en el centro para demandar recursos y fondos para los sectores de educación y salud, luego de dos días de un paro realizado por choferes y conductores de ómnibus.

En junio pasado, mientras se celebraba la Copa de Confederaciones, miles de jóvenes brasileños llevaron a cabo protestas que comenzaron por el rechazo al alza de los pasajes de autobús en Sao Paulo, entre otras reivindicaciones sociales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.