• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
  • La mayoría de los asistentes son miembros de la Central Obrera Boliviana (COB). (Foto: ABI)

    La mayoría de los asistentes son miembros de la Central Obrera Boliviana (COB). (Foto: ABI)

Publicado 12 marzo 2014



Miles de bolivianos marcharon este miércoles hasta la embajada de Estados Unidos en La Paz y dieron muestras de apoyo al Gobierno de Venezuela.

"Esta es una marcha en apoyo al compañero Maduro, un gobierno democráticamente elegido", afirmó el líder de la Central Obrera Boliviana (COB), Carlos Trujillo, que encabezó la caminata, primero hacia la embajada estadounidense y luego a la venezolana.

En ese sentido, sostuvo que no aceptarán la intromisión de Estados Unidos, y que en Bolivia "no se repetirá ningún divisionismo".

En la marcha participaron trabajadores afiliados a la organización matriz de los trabajadores, entre ellos fabriles, mineros, gremiales, centrales obreras departamentales, así como organizaciones sociales que conforman la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam).

El secretario de Comunicación de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), Emar Raldes, aseguró que en Venezuela se debe "respetar el voto popular".

Mientras que la dirigente de la Federación de Mujeres Campesinas Juana Azurduy, Máxima Apaza, pidió al presidente Nicolás Maduro "fuerza porque el pueblo boliviano está con él".

Despenalización de la coca

La actividad también incluyó la demanda de la despenalización internacional de la coca.

El líder de la región cocalera de Yungas, cerca de La Paz, Ernesto Cordero, indicó que la concentración buscó apoyar "a nuestro gobierno para que se despenalice la coca a nivel internacional.

El ministro de Interior de Bolivia, Carlos Romero, realizó un pedido por la despenalización internacional de la coca en estado natural ante la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), que deliberará entre jueves y viernes en Viena.

La comercialización internacional de la coca está prohibida por la Convención de Viena de 1961, aunque permite a Bolivia utilizarla para fines ancestrales como el mascado.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.