• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La Cumbre se realizó en Bolivia, este fin de semana. (Foto: ABI)

La Cumbre se realizó en Bolivia, este fin de semana. (Foto: ABI)

Publicado 16 junio 2014

La Cumbre del G-77 más China que culminó este domingo en la ciudad de Santa Cruz, al este de Bolivia, reactivó al organismo internacional luego de medio siglo de fundado. Así lo consideró el embajador de Argentina en esta nación suramericana, Ariel Basteiro.

“Cumplir 50 años no es motivo menor, y muchos elementos de esa organización están relacionados con los países que luchan por su soberanía y liberación total, sobre todo del yugo de las naciones imperiales”, reseñó Prensa Latina.

“Muchas de esas naciones que pertenecen al grupo tienen potencialidades para avanzar en el área alimentaria o energética y pueden coordinar sus propias políticas de desarrollo”, puntualizó el diplomático.

“Ahora juntos buscamos vías para cambiar los paradigmas del mundo de hoy”, dijo Basteiro, quien aseguró que la convocatoria de La Paz para celebrar el cónclave le dio vida al G-77 más China.

Sobre los nuevos horizontes de América Latina, explicó que están surgiendo en el continente gobiernos progresistas y cada Estado tiene sus particularidades.

“Ahora se tejen nuevas oportunidades para América Latina, y estos caminos que se abrirán no tendrán retorno”, sentenció el embajador argentino en Bolivia.

Los 133 países miembros del Grupo de los 77 más China (Grupo 77+China), en la declaración de las conclusiones de la cumbre, ratificaron que la erradicación de la pobreza debe seguir siendo el objetivo que rija el plan de desarrollo económico para 2015.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.