• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Cancillería de España podría hacer frente con Argentina por Gibraltar. (Foto: Archivo)

Cancillería de España podría hacer frente con Argentina por Gibraltar. (Foto: Archivo)

Publicado 5 mayo 2014

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, suscribió este lunes el primer proyecto de ley en materia de educación en el que cual se establece la figura de un administrador provisional de universidades en crisis con el fin de asegurar que los alumnos sigan recibiendo clases.

En esta ley corta, se especifican e incrementan las atribuciones de un interventor en casos como el ocurrido con la Universidad del Mar, que perjudicó a miles de estudiantes debido a una mala gestión de la casa de estudios.

"Estamos dando el primer paso de un camino, el que será complejo", expresó Bachelet luego de firmar la normativa en el Palacio de La Moneda.

El administrador actuará cuando investigaciones hechas por el Ministerio de Educación o un fallo judicial determinen la incapacidad de la universidad de garantizar la continuidad de los estudios tal y como se habían ofrecido.

Según el nuevo proyecto de ley el administrador asumirá el control académico, administrativo y financiero de las instituciones intervenidas. A diferencia de la normativa actual que establecía que los rectores y dueños mantenían la gestión.

Asimismo, esta ley se aplicará a universidades y centros de formación técnica de educación superior, y el interventor deberá, en un plazo determinado, elaborar un plan para reconstruir la gestión del centro o decretar su cierre.

El ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, explicó a la prensa que la norma no persigue "innovar en materia de condiciones por las que se puede cerrar (una universidad), sino establecer una figura de un administrador para saber si es necesario cerrar, y viabilizar los estudios de los alumnos''.

Asimismo, aseguró que esperan que la figura del interventor se utilice de manera excepcional, puesto que la intención es crear una Superintendencia de Educación que fiscalice el funcionamiento de las universidades y detecte las malas gestiones a tiempo.

Tras ser electa presidenta, Bachelet se comprometió a enviar al Congreso en sus 100 primeros días de gobierno una reforma educativa que garantice calidad, gratuidad en la universidad, y el fin del lucro en escuelas subvencionadas. Sin embargo, La reforma educativa de la presidenta chilena Michelle Bachelet ha comenzado a generar un debate encendido entre la Iglesia, los colegios particulares y el gobierno.

El cambio en la educación es la base de su programa para lograr una disminución de los altos índices de desigualdad que ostenta Chile, un país que bordea los 20 mil dólares de renta por cápita.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.