• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, calificó fuera de lugar que un capital haya escapado en un momento tan difícil de su embarcación. (Foto: Archivo).

    La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, calificó fuera de lugar que un capital haya escapado en un momento tan difícil de su embarcación. (Foto: Archivo).

Publicado 21 abril 2014

La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, acusó este lunes de “asesino” al capitán Lee Joon-Seok, por su actuación descontrolada durante el hundimiento del Sewol con más de 400 pasajeros a bordo.

De acuerdo a la dignataria surcoreana “la conducta del capitán y algunos miembros de la tripulación es incomprensible desde el sentido común”.

Calificó fuera de lugar que un capitán abandonara su tripulación sabiendo la crisis que enfrentaba. “Es una especie de acto de asesinato que no puede ni debe ser tolerado”, aseguró la Presidenta durante una reunión con altos oficiales que integran su Gobierno.

Más tarde, un portavoz del Ministerio de Seguridad y Administración Pública de ese país, desmintió que los funcionarios de ese organismo hayan provocado la ira de los familiares de las víctimas, tras presuntamente haberse tomado una foto colectiva en el polideportivo donde estos se congregan mientras se reciben noticias de la tragedia.

El sábado primero de abril, un grupo de guardacostas de Corea del Sur informaron sobre el rescate de los primeros cadáveres encontrados en el interior del transbordador que se volcó el miércoles pasado con 476 personas a bordo.

Desde entonces, el Gobierno de ese país ha desplegado una serie de operativos especiales para dar con el paradero de las víctimas fatales del hundimiento del Sewol.

Cifras oficiales muestran que se han movilizado hasta la fecha más de 180 barcos y al menos 20 aviones en torno al área del naufragio y más de 650 buzos participan en los operativos para dar con el paradero de las personas que reportan como desaparecidas.

De acuerdo con los fiscales que investigan el accidente, el capitán de la embarcación, Lee Joon-seok, de 69 años y el primer y segundo oficial permanecen detenidos desde el viernes 18 de abril por haber escapado de la nave marítima sin considerar los daños que habían causado.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.