• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 11 junio 2014

El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, y el Ministro de Planificación de la Argentina, Julio de Vido, abrirán este miércoles la revisión del tratado de Yaciretá, el cual contemplaba en sus cláusulas que los dos países lo revisarían cuando se cumpliera el 40 aniversario de su entrada en vigor, un plazo al que se llegó el pasado 27 de marzo.

La compleja etapa preliminar del tratado entre Argentina y Paraguay en temas hidroeléctricos enfrenta visiones diferentes de la situación económica de la denominada empresa binacional Yaciretá, especialmente en lo referente al monto de la deuda paraguaya y a los planes de Asunción para obtener un pago mayor por la energía vendida a Buenos Aires.

El recinto industrial fue construído sobre los saltos de Yaciretá-Apipe en el río Paraná y abarca zonas de la provincia argentina de Corrientes y el departamento paraguayo de Misiones. La hidroeléctrica tiene una potencia instalada de tres mil 200 megawatts y por cada una de sus 20 turbinas pasan dos mil 630 millones de litros de agua por hora, aunque se aspira a su ampliación.

La falta de infraestructura adecuada en el caso de Paraguay hace que la mayor parte de la energía generada sea vendida a Argentina, que hizo la gran inversión para su construcción.

El primero de los problemas es que Argentina reclama a Paraguay una deuda de 18 mil millones de dólares, integrada por la mencionada inversión más los intereses por la falta de pago.

El gobierno paraguayo estima que, en este caso, no puede hablarse de intereses y según sus cuentas, la deuda a reconocer sería solamente de seis mil 300 millones por el aporte hecho para materializar la construcción de la hidroeléctrica.

Por otra parte, Paraguay plantea elevar el precio de venta de la energía entregada a Argentina por considerar que está muy lejos del que existe actualmente en el mercado, 40 años después de la firma del acuerdo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.