• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Kicillof aseguró que su país seguirá abogando por una salida justa al litigio de los buitre.

Kicillof aseguró que su país seguirá abogando por una salida justa al litigio de los buitre.

Publicado 25 julio 2014

Durante su intervención en la Cuarta Reunión del Consejo Suramericano de Economía y Finanzas de la Unasur, el ministro argentino de Economía calificó como fuera de lugar la posición que ha asumido el juez estadounidense Thomas Griesa en relación al litigio de los fondos buitre.

 

 

El ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, aseguró este viernes que el Gobierno de la presidenta Cristina Fernández está dispuesto a seguir dialogando con los mediadores de los fondos buitre sin ser víctimas de extorsiones. 

“Estamos dispuestos a seguir dialogando para alcanzar soluciones, pero no vamos aceptar extorsiones ni condiciones injustas”, sentenció. Al tiempo que calificó como fuera de lugar la decisión tomada por el juez estadounidense Thomas Griesa, al negar la medida cautelar solicitada por su país.

“El fallo de Griesa impide que se haga efectivo el último pago a los acreedores de la deuda reestructurada. Hay un bloqueo del cobro que funciona como elemento de extorsión para el país”, sostuvo Kicillof durante su intervención en la Cuarta Reunión del Consejo Suramericano de Economía y Finanzas de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Aseguró que esos fondos no desean negociar porque quieren obtener ganancias por encima del mil 600 por ciento. Además, dio a conocer que “los buitre no compraron bonos de la deuda antes del default para ayudar a la Argentina, sino que lo hicieron en 2008, con los papeles ya defaulteados a 50 millones de dólares y la sentencia se los reconoce por 800 millones”. 

Argentina busca una manera de que los fondos buitre se cancelen sin vulnerar la cláusula RUFO (derechos sobre futuras ofertas, por su sigla en inglés) que otorga el derecho a aquellos que se acogieron al canje de reclamar la totalidad de su deuda, lo que dispararía la deuda a unos impagables 120 mil millones de dólares.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.